10 de Ago de 2022

Nacional

Las ventajas de la lactancia

La mama es un órgano maravilloso, permite a las madres una continua comunicación afectiva y amarrar los lazos amorosos con su hijo. Con ...

La mama es un órgano maravilloso, permite a las madres una continua comunicación afectiva y amarrar los lazos amorosos con su hijo. Con tan importantes e indispensables funciones, te toca garantizar el funcionamiento adecuado de ella, por lo que su cuidado durante la lactancia es la principal herramienta para prevenir las enfermedades de esta glándula.

La preparación fisiológica para la lactancia inicia desde el embarazo con el desarrollo y estimulación glandular, que se expresa con el evidente crecimiento del tejido mamario. Observar las mamas y palparlas durante este periodo ayuda a detectar a tiempo cualquier patología .

Los problemas más frecuentes de las pacientes: la ingurgitación o congestión mamaria, la mastalgia, mastitis, abscesos, laceraciones o fisuras en la areola y el pezón . Menos frecuentes son las tumoraciones, de las cuales la más preocupante es el cáncer de mama.

El inicio de la lactancia (primeros cinco días) generalmente es difícil y más en las madres inexpertas, que suelen desesperarse y la falta de información es lo que termina privando a su hijo del mejor alimento. El secreto en este momento es la adecuada estimulación de la mama, pues la producción de la leche dependerá en gran medida de la succión, lo que al principio se pueden ayudar con un ordeñador, como una opción . Una vez la glándula este bien estimulada, iniciará la generación láctea, con sus características muy particulares como color y sabor.

Inicialmente es medio transparente y oleosa, esta primera secreción láctea es conocida como calostro. Una vez arranque su producción y secreción, la generación de la leche muy probablemente será mayor al consumo del bebé en las primeras semanas. De no drenar o evacuar la leche de las mamas por medio de un ordeñador se dará la ingurgitación o congestión mamaria, que puede producir febrícula (elevación de la temperatura corporal ) y dolor en las mamas.

En condiciones normales y sin patología o enfermedad asociada, la madre lactante puede tener dolor en las mamas, que es producido por la hipertrofia y aumento del volumen de la misma.

Sin embargo, ante éste síntoma, siempre debe acudir al médico para una evaluación, pues algunas enfermedades debutan con dolor.

Las mastitis durante la lactancia es la inflamación del tejido, que se da en la gran mayoría de los casos por procesos infecciosos asociados al estancamiento de la leche y a las laceraciones en la areola o pezón por donde se introducen gérmenes propios de la piel. El drenaje o evacuación periódico con un buen aseo puede prevenir esta enfermedad. El absceso como tal es el resultado nefasto por el descuido de la mama y la lactancia.

Finalmente quiero comentarles que el cáncer de mama es cada vez más frecuente y ya no es raro encontrarlo durante éste periodo de la lactancia. Ante cualquier sospecha, duda o inquietud, acuda con su médico. No suspenda la lactancia sin previa evaluación médica, no rompa el lazo con su hijo (a).