Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Nacional

Reubican a damnificados chorrilleros en contenedores

PANAMÁ. Dieciséis contenedores de aproximadamente 3 metros de ancho por 5 de largo hacen parte del nuevo paisaje de la calle 21 de El Ch...

PANAMÁ. Dieciséis contenedores de aproximadamente 3 metros de ancho por 5 de largo hacen parte del nuevo paisaje de la calle 21 de El Chorrillo, donde hace 12 días la Casa 20-30 sufrió un incendio que afectó a su vecina la ‘Bodeguita’ y acabó con la vida de Adalidez Muñoz Solano.

Los contenedores son las ‘casas grisis’ de los damnificados. Después de 10 días de espera, mientras los afectados dormían en colchonetas y bajo carpas en un lote, se realizaban reuniones, propuestas por parte de los habitantes y promesas del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), que no llegaban a nada. Pero esta semana ‘amenazamos con salir a la calle a piquetear’, dice Silvana Ortiz, representante de las familias afectadas.

Entonces, el miércoles empezaron los preparatorios, se trasladaron los materiales, se ubicó el terreno. No se sabe cuándo las 16 familias de la Casa 20-30 podrán estrenar sus contenedores de dos cuartos y un baño, donde la cocina es compartida, así como la lavandería.

‘Todavía tenemos que hacer adecuaciones, conexiones sanitarias, electricidad y agua potable. Eso lleva su tiempo’, dice Jenny Pineda, jefa de Construcción, y concluye que: ‘luego estarán mucho mejor que en cualquier albergue porque acá tienen su puerta y persianas que les permiten privacidad, y llaves’.

Para Silvana y sus tres compañeras que observan sentadas el proceso de las adecuaciones, ‘los contenedores no son la mejor opción de vivienda, pero entre ello y estar durmiendo por ahí a la intemperie, elegimos’.

Así, durmiendo en pequeños carros-casas y confiando en la palabra del ministro, los antiguos habitantes de la 20-30 esperarán un año, tiempo en que ‘supuestamente nos entregarán los apartamentos que construirán en el lote que hasta el día del incendio habitábamos’, concluye Silvana.

Mientras tanto, al cierre de esta edición, no logramos entrevistarnos con el Miviot.