Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

Deterioro político ‘inquieta’ a Noriega

PANAMÁ. Para el exdictador Manuel Antonio Noriega, los partidos políticos de hoy día son los mismos, pero con distintos nombres, que los...

PANAMÁ. Para el exdictador Manuel Antonio Noriega, los partidos políticos de hoy día son los mismos, pero con distintos nombres, que los del año 1968, cuando se dio el golpe militar.

Así lo aseguró ayer a La Estrella el amigo del exgeneral y analista político Mario Rognoni. ‘Noriega está asombrado con el deterioro de la democracia en Panamá’, sostuvo antes en la televisión local.

Es que, según Rognoni, Noriega (que purga condena en la prisión El Renacer, desde diciembre pasado) ‘esperaba encontrar un país diferente’.

LOS CAMBIOS...

—¿A qué se refiere con un país diferente...?

—Bueno, uno en el que la policía no estuviera tan militarizada, y que hiciera cosas que ni siquiera cuando no había libertades se hicieran antes—, contó Rognoni.

—¿Eso quiere decir que para Noriega lo actual tiene cierto parecido con la época de la dictadura?

—Sí. Él no esperaba ver un país en el que las denuncias de corrupción no se investigaran. Esperaba encontrar un país más democrático—, relata.

Todo esto, dijo Rognoni, Noriega se lo ha dejado ver en sus conversas. Él —agregó— no ha ido a visitarlo pero supone que quienes sí, lo han puesto al corriente del acontecer.

LAS REACCIONES

Para el constitucionalista Miguel Antonio Bernal (y opositor al régimen militar, cuyo último jefe fue Noriega), si las declaraciones de Rognoni resultan ciertas, no habría mucho para deducir.

‘Si fuera así, no sé qué hablaría Noriega, si sus discípulos son los que están comandando este país...’, asegura. Pero, más allá, se pregunta Bernal ‘¿a qué viene ese comentario?’.

Aurelio Barría, uno de los líderes de la otrora Cruzada Civilista, cree que las citas de Rognoni —a quien ve como el interlocutor válido del exgeneral— son preocupantes.

‘...Viéndolo de un dictador que no respetó la democracia mientras estuvo gobernando, las citas nos deben preocupar’, sostuvo.

En los últimos meses, el gobierno Martinelli ha estado envuelto en aprietos por la represión a los indígenas y por sobresaltos en las instituciones de seguridad del Estado. Todo eso precedido de denuncias de corrupción, de faltas a los derechos humanos y de una anunciada crisis institucional.

‘Han habido situaciones complejas en este gobierno, pero guardo la esperanza de que se puedan corregir’, agrega Barría.