Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Nacional

Crisol de razas y el interés por los ‘ilegales’

PANAMÁ. El Servicio Nacional de Migración (SNM) inició ayer su décimo Proceso de Regularización Migratoria Extraordinaria, conocido como...

PANAMÁ. El Servicio Nacional de Migración (SNM) inició ayer su décimo Proceso de Regularización Migratoria Extraordinaria, conocido como ‘Crisol de Razas’.

A diferencia de los procesos anteriores, este ha sido mediante cita expedida a través de la página web del SNM, a fin de evitar ‘largas filas’, según el director general del SNM, Javier Carrillo.

El director ha asegurado que ‘ningún extranjero ha dormido en la arena Roberto Durán’, lugar donde se concentran cientos de extranjeros en busca de la regularización de sus documentos migratorios.

‘Es visible que no hay largas filas’, señala Carrillo, quien considera que el nuevo sistema de citas electrónicas ‘hasta el momento, ha dado resultado’.

Al momento que fue consultado el director general (3:45 p.m.), este indicó que unas 750 personas habían sido atendidas en el primer día del proceso migratorio, cifra similar a la que convocaban las autoridades en un día con el sistema por orden de llegada.

En una nota de prensa, el SNM destacó que con el sistema electrónico de citas, hasta el 26 de septiembre, se habían expedido 5 mil 700 citas.

Dependiendo de la nacionalidad, los solicitantes destinarán una suma de dinero al SNM. Aquellos que vengan de países que mantengan acuerdo de supresión de visado con Panamá, cancelarán 767 dólares, mientras que los que no (solo República Dominicana en este hemisferio), deberán pagar mil 272 dólares. Por su parte, aquellos que mantengan nacionalidades restringidas deberán pagar 2 mil 602 dólares. De este apartado, solo Cuba y Haití son las naciones restringidas, según Didacio Camargo, portavoz del SNM.

Por su lado, Samuel Vargas, director de Empleo del Ministerio del Trabajo y Desarrollo Laboral, señaló que los extranjeros podrán obtener permisos laborales por dos años, siempre y cuando cancelen 500 dólares al Mitradel al momento de hacer su legislación migratoria.

Vargas agregó que en Panamá existen trabajos que no pueden ser ejecutados por extranjeros, como son médicos, arquitectos, enfermeras, buhonería ni comercio al por mayor, ya que estos conllevan procesos y requisitos especiales.