Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Nacional

Darán aporte de Ángel Guardián a discapacitados

PANAMÁ OESTE. Unas 69 personas residentes en los distritos de La Chorrera, Capira, Chame y San Carlos fueron seleccionadas para recibir ...

PANAMÁ OESTE. Unas 69 personas residentes en los distritos de La Chorrera, Capira, Chame y San Carlos fueron seleccionadas para recibir el beneficio del programa Ángel Guardián que desarrolla el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a nivel nacional.

La directora regional del MIDES, Adriana Moreno, indicó que la fecha de pago en estos distritos será el próximo 7 de agosto, y cada ‘ángel’ recibirá la suma de $80; posteriormente los pagos serán realizados cada dos meses.

Del total de beneficiados, —explicó Moreno— 46 pertenecen al distrito de La Chorrera, 16 a Capira, 6 a Chame y 1 a San Carlos. Recordó que en el artículo 7 de la Ley 39 se establece que la persona debe tener una discapacidad severa, en condiciones de dependencia y encontrarse en un estado de pobreza o pobreza extrema.

Asegura que una vez inició la convocatoria, unas 300 personas fueron captadas, pero debido a la depuración que se tenía que realizar a través de un sistema tecnológico y del personal médico, quedaron 160. De estos, solo 69 cumplían con todos los requi sitos exigidos.

Moreno indicó que se dio un caso en el distrito de La Chorrera en el sector de El Marañonal, donde en un solo hogar dos personas con discapacidad calificaban, por lo cual se da el beneficio doble.

La funcionaria indicó que solo hubo un inconveniente a la hora de la selección y fue porque a la institución llegaron muchas personas preguntando por qué personas con síndrome de Down no calificaban.

Moreno explicó que estas personas no son totalmente dependientes de otro, por lo cual existen programas con el IPHE y centros que los integran poco a poco, dependiendo del progreso de cada cual y el equipo involucrado en el programa es quien determina el tipo de discapacidad.

La directora del Mides dijo que hay que tener presente que los $80 son un aporte para ayudar y dar una mejor calidad de vida al discapacitado, no así para el que lo recibe, ya que su deber es invertirlo en el discapacitado. El Mides realizará visitas periódicas a los hogares para fiscalizarlo.