Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Nacional

Jarabe dispara las alertas en la CSS

PANAMÁ. ‘Ha sido un efecto deja vú’, es la percepción en las víctimas del dietilengllicol tras el anuncio de la Caja de Seguro Social (C...

PANAMÁ. ‘Ha sido un efecto deja vú’, es la percepción en las víctimas del dietilengllicol tras el anuncio de la Caja de Seguro Social (CSS) de suspender temporalmente el uso de guayacolato de glicerilo.

Roger Barés del Comité de Protección al Paciente y sus Familiares, cuenta que desde hace tres días la preocupación de los más de mil envenenados por dietilenglico va en aumento. Irónicamente todas las inquietudes van encaminadas hacia las mismas preguntas: ¿cuántos frascos se entregaron y a quienes? Por ahora, no hay respuestas.

En la Caja de Seguro Social, (CSS) a través del departamento de Relaciones Públicas recomienda que ‘hay que suscribirse al comunicado’, ese texto de cinco párrafos que en resumen destaca que en aras de ‘evitar alarmas innecesarias en la población’, se adoptó la decisión de suspender el jarabe expectorante para la tos de laboratorios Prieto con Registro Sanitario N° R6 23290 ya que tenía ‘un fuerte olor a alcohol’ en algunos de los frascos pertenecientes a ‘un lote en particular (G1L612)’.

‘Este argumento no convence a las víctimas ante la falta de controles en la CSS’, es la afirmación de Barés, quien no comprende esa posición porque las autoridades de esta entidad de salud no brindan mayores detalles, sobre todo frente a las secuelas de pacientes afectados tal como sucedió también con la KPC, y los neonatos.

¿Cuál es el silencio? es la interrogante que se hace David Ocalagán. Dice que a los enfermos de insuficiencia renal crónica la noticia reactivó sus voces de alerta, frente a la serie de patologías que tienen que enfrentar a diario y con el marcado historial de fallas administrativas en esta gestión esperan que se realicen los correctivos lo más pronto posible.

La inquietud viaja como una onda expansiva y tocó ayer a los gremios médicos. Fernando Castañeda de la Comisión Médica Negociadora Nacional, no duda de que el reciente anuncio deja ‘una vez mas al descubierto la relajación de los controles en los fármacos’.

Precisamente porque son medicamentos de gran demanda, puesto que el guayacolato es un jarabe de uso frecuente, sobre todo en esta época lluviosa donde se disparan los casos de influenza

Por ahora el único aliciente que brinda la CSS es el mismo que en casos anteriores: ‘ya iniciaron las investigaciones al jarabe’, pero este argumento no convence: ni a los envenenados por dietilenglicol, la bacteria KPC, y mucho menos a los gremios médicos.