Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Nacional

Comercio informal se toma las calles de La Chorrera

LA CHORRERA. El movimiento del comercio informal a lo largo de Avenida Libertador, en el distrito de La Chorrera, durante este mes de di...

LA CHORRERA. El movimiento del comercio informal a lo largo de Avenida Libertador, en el distrito de La Chorrera, durante este mes de diciembre, se hace sentir por el poco espacio que queda a los compradores para desplazarse de un puesto al otro. Aunque muchos vendedores señalan que las ventas siguen igual que en años anteriores, otros argumentan que al darse oportunidad en áreas como el parque Feuillet, en La Chorrera, resta venta a los que por años han alquilado espacio en la avenida.

Clever Delgado, tesorero municipal, dijo que para esta establecerse cada comerciante informal debe cumplir con los requisitos fundamentales: permiso de Ingeniería Municipal, que certifica que el área es servidumbre pública; el visto bueno del dueño del local adyacente y se le graba un impuesto simbólico, dependiendo del tamaño del puesto y del área. ‘A cada vendedor se les cobra aproximadamente $15 en concepto de impuesto’, señaló.

Delgado dijo que más de 60 vendedores informales de frutas, verduras, artesanías, polvos aromáticos y otros, ya están ubicados en la avenida con su debido permiso.

En el caso de los permisos para la venta de árboles navideños, el procedimiento es el mismo; sin embargo, están sujetos a una inspección diferente por parte de las instituciones de seguridad.

El funcionario señaló que ya son quince los vendedores de arbolitos registrados en Tesorería Municipal, que deben pagar entre $40 y $60, dependiendo del área que ocupen. Esto sin contar los que están ubicados en supermercados. ‘Al cierre del mes de diciembre, la administración alcaldicia puede estar percibiendo unos cinco mil dólares en concepto de impuesto’, indicó Delgado.

NEGOCIO RENTABLE

Manuel Solís lleva dos años vendiendo árboles de Navidad y durante los pocos días que van de este mes, considera que la venta ha sido muy buena.

Contó que luego de pagar $75.00 de impuesto, desde el primero de diciembre comezó vendiendo unos 175 arbolitos y luego de eso fue sumando más, y hasta ahora le han comprado unos 500. Para este comercisnte, la venta de arbolitos es muy rentable, aunque hay que trabajar duro, por más de 15 horas y con incomodidades . Solís mantiene su puesto de venta en el parque Libertador y recordó que el año pasado invirtió en este negocio unos $16,000, lo cual le generó de ganancia unos $1,500.

VENTAS BAJAS

Astelia Arosemena lleva más de 30 años vendiendo productos en avenida de las Américas y aseguró que este año las ventas han bajado un poco por causa de las lluvias que han caído durante los primeros días de diciembre, sin embargo, espera que cesen y que la situación mejore a medida que se aproxima el fin de año.

Astelia invierte unos $200.00 en mercancía ya sea manzanas, peras, uvas y otras frutas y la venda diaria le genera unos $15 de ganancia, pero no pierde la esperanza de superar esta cifra los días 23 y 24 de diciembre. Añadió que además de las frutas, el guandú es otro producto muy solicitado en esta época, sin embargo, ya muy poco lo vende porque su precio por libra es muy alto.