Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

Sacyr reduce a la mitad sus pérdidas pese a provisión para el Canal

La española Sacyr redujo a la mitad sus pérdidas en 2013, hasta 496 millones de euros (más de 684 millones de dólares), pese a que se a...

La española Sacyr redujo a la mitad sus pérdidas en 2013, hasta 496 millones de euros (más de 684 millones de dólares), pese a que se anotó unas provisiones de 127 millones de euros (más de 175 millones de dólares) para finalizar las obras de ampliación del Canal de Panamá.

La empresa espera que el consorcio que lidera firme el acuerdo definitivo con la Autoridad del Canal la próxima semana, después del conflicto entre ambas partes desde que los constructores anunciaran unos sobrecostes de 1.600 millones de dólares en las obras.

El acuerdo contempla una fórmula de cofinanciación, y fue hoy calificado como satisfactorio para ambas partes por el presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

Además, Sacyr, que mantiene una participación del 9,23 % en Repsol, ajustó el valor de su participación para adecuarla a su precio "razonable", en 133 millones de euros (unos 183 millones de dólares) antes de impuestos.

En una conferencia con analistas para presentar los datos de 2013, el presidente de Sacyr calificó de beneficioso el acuerdo entre Repsol y el Gobierno argentino y consideró que la petrolera tiene un recorrido favorable del que se beneficiarán los accionistas.

Las cuentas del ejercicio 2013 también se vieron afectadas por las provisiones de 168 millones de euros (unos 232 millones de dólares) para la inmobiliaria Vallehermoso, en cuyo proceso de venta está trabajando Sacyr.

La constructora pretende llegar a un acuerdo con la Sareb -el denominado "banco malo" y principal acreedor de Vallehermoso- para reducir la exposición del conjunto del grupo.

La compañía también sigue trabajando en la venta de su 15 % en el gestor de infraestructuras Itínere.

A cierre de 2013, Sacyr redujo un 23 % su deuda hasta los 6.642 millones de euros (9.175 millones de dólares) tras las ventas de activos maduros patrimoniales, concesiones de infraestructuras e inmobiliarios, así como por la clasificación de los activos de Vallehermoso como dispuestos para la venta.

La cifra de negocio del grupo cayó un 10 %, hasta los 3.065 millones de euros (unos 4.233 millones de dólares).

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 375,5 millones de euros (más de 518 millones de dólares). Las desinversiones ascendieron a 743 millones de euros (cerca de 1.026 millones de dólares).

La facturación en el exterior representó el 53 % del total frente al 43 % de hace un año.