Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Humberto ivaldi: bohemio, activista, artista... y sobretodo rebelde

Jaime Humberto Ivaldi Bristán, mejor conocido como Humberto Ivaldi, nació el 24 de diciembre de 1909 en Chame.

Jaime Humberto Ivaldi Bristán, mejor conocido como Humberto Ivaldi, nació el 24 de diciembre de 1909 en Chame.

A los 12 años se trasladó a la ciudad de Panamá, al barrio de Santa Ana. El motivo: iniciar sus estudios secundarios en el Instituto Nacional (IN).

Ahí, conoció a Roberto Lewis, uno de los más grandes pintores de Panamá, encargado de las obras pictóricas que se encuentran en el Teatro Nacional y director de la Escuela Nacional de Pintura.

Lewis, docente de pintura del IN se convirtió en su primer mentor, así como de Juan Manuel Cedeño, también ‘aguilucho’ y quien se convirtiera en gran amigo de Ivaldi.

Humberto no culminó sus estudios secundarios, solo llegó hasta el 4° año (hoy décimo grado) . En palabras de Diógenes De La Rosa, se debió a su personalidad y a que ‘ no aguantó las rigideces de la disciplina escolar, las mismas clases a las mismas horas; las mismas caras y los mismos convencionalismos y se salió’.

Gaspar ‘Toti’ Suárez, sobrino político y biógrafo de Ivaldi comenta que el pintor: ‘En las aulas del Instituto Nacional, como estudiante, puso en evidencia su espíritu nacionalista y combativo, manifestando su enérgico rechazo por la ocupación norteamericana en la Zona del Canal’.

En 1930 Ivaldi resultó ser ganador de unas de las 12 becas que la entonces Secretaría de Instrucción Pública estaba otorgando para estudiar en el extranjero. Ivaldi, al obtener la beca, decide viajar a España a estudiar, se inscribiría en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Durante su estadía en esta academia, ganó un Premio Nacional de Pintura que este centro educativo organizaba anualmente.

A su llegada a Panamá, ocupó un puesto en la Escuela Nacional de Pintura y reemplazó a Roberto Lewis como director, cargo en el que se mantuvo hasta su muerte.

Como máxima autoridad de la Escuela Nacional de Pintura, se convirtió en el maestro de grandes pintores panemeños como Alfredo Sinclair, Isaac Benítez, Eudorio Silvera, Ciro Oduber, Juan B. Jeanine y Ricardo Conte-Porras, por mencionar algunos.

Militante político activo, sus tendencias siempre le causaron ser perseguido. En España se aproximó a los grupos que apoyaban La República, respaldo que lo llevó a las cárceles. Es harto conocida la anécdota que cuenta que su boleto de salida de la prisión fue pintarle un cuadro a la máxima autoridad del centro penitenciario.

En Panamá, Ivaldi también pasó una temporada en la cárcel, debido a su oposición al gobierno de Juan Demóstenes Arosemena. La excusa fue la publicación de una caricatura titulada ‘La Sombra Avanza’ en un periódico de izquierda.

Pintó su obra más conocida, ‘El Bautizo de la Bandera’, en 1943 como parte de un concurso municipal. El premio fueron $700 dólares.

Este cuadro y ‘El Nacimiento de la República’ se pueden apreciar hoy en el Consejo Municipal de Panamá. ‘El Tamborito’, está en el Museo de Arte de la OEA y ganó reconocimientos en un concurso realizado en Nueva York . Otras obras destacadas son ‘Sátiros y ninfas’ y ‘La cabeza de Vasco’.

Aquejado por la tuberculosis, Humberto Ivaldi se suicidó el 9 de marzo de 1947, con solo 37 años.