Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Chinos en Panamá: una mayoría desconocida

Es imposible saber cuántos panameños son descendientes de chinos. Algunos calculan que casi un tercio de la población tiene aunque sea un poco de sangre oriental en sus venas

Chinos en Panamá: una mayoría desconocida
Algunos cálculos aseguran que el 6% de la población panameña es china. Esto representa más de 200 mil personas. Esto, sin contar a los más de 1 millón de panameños que tienen algún antepasado chino.

En 1854, se registra la llegada de los primeros 705 chinos a Panamá. 57 años después, cuando se publicaron los datos del primer censo realizado en la República, en 1911, se menciona que en el país ya vivían 2 mil 3 chinos. Casi una década después, 1920, la cantidad de habitantes provenientes del territorio más grande del lejano oriente era de 15 mil 886 personas.

Eso fue hace 94 años. El conteo poblacional más reciente, el de 2010, indica que en Panamá hay 14 mil 158 extranjeros nacidos en China (13 mil 910 originarios de la parte continental y 248 de Taiwán). ¿Y cuántas personas de origen chino hay en el Istmo?

–En los censos actuales ya no se cataloga al individuo por el color de su raza y es por eso que no se tienen datos de cuántos ciudadanos son de origen chino– es la explicación que aparece en el libro del escritor Juan Tam ‘Huellas chinas en Panamá, 150 años de presencia’. Pero se estima que actualmente el 6% de la población total de Panamá son chinos y, posiblemente, un 35% pueden encontrar en sus árboles familiares orígenes chinos.

Explica Tam en el libro que hace esa segmentación de 6 y 35% porque el 6% está conformado por ‘aquellos que se consideran netamente chinos’ y el otro grupo, el del 35%, corresponde a ‘aquellos que tienen rasgos orientales, pero no tienen algún apellido chino en su ascendencia’; y ‘ a los que tienen el apellido, pero no hablan el idioma y no practican costumbres chinas’.

EN CONTEXTO

Según el Censo de 2010, Panamá tiene 3 millones 405 mil 813 habitantes. Tomando como base los porcentajes que menciona Tam, eso quiere decir que el 6% representa 204 mil 349 personas y que el 35% en cuyos árboles familiares se incluye a por lo menos a un chino en alguna de sus ramas equivale a 1 millón 192 mil 34 individuos .

Si las estimaciones son correctas, significa que la población china en Panamá supera a la suma de los habitantes de las provincias de Herrera (89 mil 592 ) y Los Santos (109 mil 955), que es de 199 mil 547 habitantes. Son más los chinos en Panamá que los habitantes de las comarcas indígenas de Kuna Yala (33 mil 109), Emberá Wounaan (10 mil 1) y Ngäbe Buglé (156 mil 747). Las poblaciones de estas tres comarcas dan un total de 199 mil 857; es decir, hay 4 mil 492 más ciudadanos de ‘raza amarilla’ (como se les clasificaba en los primeros censos) que indígenas comarcales. Otros ejemplos: Los chinos superan en un 39% a quienes viven en Bocas del Toro (125 mil 461) y la población de Darién (48 mil 378) equivale al 24% de la población china en el territorio nacional.

Cifras brindadas por el Servicio Nacional de Migración indican que a lo largo de los trece procesos de regularización migratoria extraordinaria, mejor conocidos como Crisol de Razas, ha habido un total de 794 chinos que han puesto en orden su estado migratorio. Hasta la edición 12, China era el sexto país con más participaciones en estas ferias. Viéndolo a nivel regional, es el país con más participaciones de toda Asia e, incluso, de todo el hemisferio oriental.

CHOQUE DE DOS CULTURAS

Aun cuando las estadísticas de Tam indican que la presencia china ha tenido un gran impacto en el tejido social de Panamá, comenta Irma Rodríguez en el ensayo ‘La Cultura China en Panamá’ que ‘el chino vino con la idea de establecerse y dedicarse al comercio, lo cual haría a cualquier costo. El chino no vino con la idea de integrarse a la nación panameña, ya que era lo que menos le importaba’.

Ese era el pensamiento de los primeros chinos en el Istmo. Hoy, 160 años después, ¿ha cambiado en algo esta manera de ver la vida o se mantiene igual?

PÁGINAS 8-9A