Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Nacional

Plan de seguridad de la UP registra retraso

La Universidad de Panamá (UP) no tiene fecha para la implementación del carné de identificación que tendrá la huella dactilar

Plan de seguridad de la UP registra retraso
Los torniquetes funcionarán a fin de año.

La Universidad de Panamá (UP) no tiene fecha para la implementación del carné de identificación que tendrá la huella dactilar de los estudiantes, el cuerpo docente y los administrativos.

Eldis Barnes, vicerrector de Asuntos Estudiantiles de la UP, manifestó que ‘el contratista trabaja bastante rápido; sin embargo, el asunto de la huella digital va a tomar un poquito más de tiempo’.

Según detalló, cada estudiante tiene que facilitar su huella digital, solicitud que se le ha hecho a los alumnos de las extensiones y los centros regionales.

El dato se requiere para implementar un mecanismo de seguridad de ingreso al campus, que se complementará con cámaras en las facultades más apartadas, como Administración Pública, Educación y Administración de Empresas.

Para los visitantes, la Universidad emitirá un carné especial, añadió Barnes, quien precisó que se reducirán los pasos de acceso para un mejor un más práctico control.

La idea, según el directivo, es que se utilice una puerta para el ingreso y otra para la salida.

La universidad tiene 55 mil estudiantes, 4 mil 200 docentes y 4 mil funcionarios administrativos.

Por el campus central circulan entre 30 mil y 40 mil personas diarias, incluyendo las facultades de Administración Pública, Educación y Administración de Empresas.

‘Es una universidad abierta y los del mal vivir se apersonaban por esta área a hacer de las suyas’, dijo al administrativo.

PRIORIDADES

El proyecto de vigilancia de la UP, cuyo costo supera los 3 millones de dólares, ha sido criticado, tanto por los profesores como por los estudiantes.

Los grupos que rechazan la medida plantean que el campus debe mantenerse abierto a la sociedad, como lo ha estado desde su inauguración. La inversión en seguridad, que incluye hasta perros, es innecesaria, porque los robos ocurren en las paradas y en el paso elevado, dicen.