Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Sigue evaluación por aguas en ‘La Gran Joya’

El informe reflejará las causas reales de esta inundación

Sigue evaluación por aguas en ‘La Gran Joya’
Gabriel Pinzón, director del Sistema Penitenciario.

La Dirección General del Sistema Penitenciario esperará el informe de los arquitectos para determinar el futuro del nuevo complejo penitenciario ‘La Gran Joya’, que se inundó con las lluvias, el pasado jueves.

El caso está en manos de las direcciones de Arquitectura e Ingeniería y Proyectos del Ministerio de Gobierno, las cuales emitirán el veredicto al Despacho Superior, dirigido por el ministro Milton Henríquez.

Gabriel Pinzón, director del Sistema Penitenciario, dijo a La Estrella de Panamá que esas instancias son las idóneas para realizar la evaluación y recabar información sobre el hecho .

‘El informe reflejará las causas reales de esta inundación’, precisó.

El director manifestó que, paralelamente, siguen trabajando para poblar esa cárcel y en la búsqueda del personal administrativo y custodio para iniciar el proceso.

‘No se puede llenar con los 5 mil 504 de un solo tiro. Tiene que ser progresivamente’, indicó.

A juicio de Pinzón, este complejo penitenciario ayudará a bajar la sobrepoblación de los penales La Joya y La Joyita, pero ‘no es la solución final para acabar con el hacinamiento’.

La obra, de $170 millones, construida por el Consorcio UM Panamá, S.A., de origen colombiano, se afectó en el sector B, pabellón 2, de mediana seguridad, donde se anegaron las celdas, áreas de ingreso y de seguridad externas del pabellón.

También se inundaron las zonas verdes de los sectores A y B y el área de los custodios. Se detectó un problema de obstrucción de desagüe.

DONACIÓN

El Tribunal Electoral donó ayer 75 chalecos antibalas y antiobjetos punzocortantes para el personal que labora en los centros penitenciarios.

El donativo se da luego de la labor que hicieron los custodios durante las pasadas elecciones generales.

Pinzón explicó que los equipos serán utilizados dependiendo de la función que se desempeñe, como una requisa o movimiento de reclusos.

‘No hay 500 chalecos, hay que optimizarlos’, acotó.