Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Nacional

Inexperiencia impide a contratista concluir la ‘escuela modelo’

Según la ministra de Educación, Marcela Paredes, la empresa española Heliopol, encargada de la construcción de la obra, fracasó

Las razones que llevaron a la empresa española Heliopol a ‘abandonar’ la construcción del centro de formación integral Las Lajas, en la Comarca Emberá Wounaan, el 22 de diciembre de 2013, son diversas.

‘Es una empresa extranjera que no conocía la geografía, ni el clima ni la cultura emberá’, señaló la ministra de Educación, Marcela Paredes, durante un recorrido por la comarca, el pasado jueves 12 de marzo.

Otros como James Araúz, del equipo de inspección privada, aduce que al contratista le faltó ‘gerenciar’ adecuadamente el proyecto de $5.5 millones, que sufrió fallas en el suministro de materiales básicos como arena, bloques, cemento y piedras.

Los materiales debían ser llevados desde Panamá hasta Las Lajas, localidades conectadas por vías que, en algunos tramos, están en muy malas condiciones y requieren unas 9 horas de viaje.

Según el ingeniero Esteban Herrera, director de Proyectos del Ministerio de Educación (Meduca), el personal contratado por la constructora fue mermando, lo que impedía que la obra se llevara a un ritmo adecuado.

‘Llegaron a tener entre 60 y 80 trabajadores, cuando se requerían muchos más’, especificó Herrera.

La situación indujo a rescindir el contrato en junio de 2014.

Heliopol fue sancionada por el Tribunal de Contrataciones Públicas, que determinó una prohibición de tres años para participar en las licitaciones del Gobierno.

La idea de Meduca era que se continuara prontamente con el procedimiento establecido, pero surgió otro problema: la aseguradora Assa declinó el pago de la fianza.

Paredes envió una nota solicitándole que reconsideraran esa posición.

¿QUÉ LABORES QUEDAN?

Según el director de Proyectos del Meduca, la obra, iniciada en 2012, cuenta con un avance general del 52% .

El 48% del trabajo adicional consiste en la instalación de la planta de tratamiento de aguas residuales, la construcción de instalaciones deportivas, tareas de pintura, paisajismo y jardinería.

Además, faltan actividades parciales de albañilería y repello, culminación de estructuras e incorporación de una cubierta de techo.

También se requiere la infraestructura eléctrica y sanitaria, manifestó Herrera.

LAS LECCIONES

Pero no todos están satisfechos con este cálculo.

‘Hay unos informes que nos dicen 52%, otro revela 35% y otro 45%. Es una gran irresponsabilidad’, reprochó Edilberto Dogirama, presidente del Congreso General de la Comarca.

Dogirama culpó no solo a la empresa Heliopol, sino también a la administración de Lucy Molinar, que no le dio el apropiado seguimiento a la licitación ni a la ejecución de la obra de construcción de la escuela.

‘La gente de la comarca desea su escuela’, destacó Paredes. Mientras tanto, aseguró quedarse con varias lecciones que les servirán para no cometer los mismos errores. Entre estas lecciones, según la ministra, está que las especificaciones deben estar claras y se deben conocer las condiciones de transporte de materiales.