Temas Especiales

11 de May de 2021

Nacional

Minsa registra 73 casos de picaduras de alacrán en San Miguelito

Las mayoría de las picaduras de alacranes de este año se registraron en Chilibre, Alcalde Díaz, Rufina Alfaro y Amelia Denis de  Icaza

Se han registrado 73 casos de picaduras de alacrán o “alacranismo” en el distrito de San Miguelito en lo que va de 2015, reveló la jefa de epidemiología de la región de Salud de San Miguelito, Astevia Vega, durante el desarrollo del seminario: “Normativas  para el tratamiento de las picaduras  de alacranes”, que estuvo dirigido al personal médico que labora en los seis centros de salud de este distrito.

Las mayoría de las picaduras de alacranes de este año se registraron en los corregimientos de Chilibre, Alcalde Díaz, Rufina Alfaro y Amelia  Denis de Icaza, de los cuales  31 se atendieron  en el Centro de Salud de San Isidro, 24 en el Hospital San Miguel  Arcángel, 5 en el Centro de Salud de Torrijos Carter, 4 en el Centro de Salud Alcalde Díaz, 8 en el Hospital Susana Jones y 1 en el Centro de Salud de  Cerro Batea.

En 2013 se contabilizaron 140 casos de picaduras de alacrán no venenoso en el distrito de San Miguelito y 176 en 2014.

La doctora Vega puso como ejemplo que en 1969 se registraban 20 casos de picaduras de alacranes por cada 100 mil habitantes, mientras que para el año 2000 ya se reflejaba un incremento de 80 casos por cada 100 mil habitantes.

La epidemióloga destacó que en Panamá hay un incremento de 10 % de los casos de picaduras de alacranes, en  su mayoría por envenenamiento leve producido por picaduras de alacranes no venenosos como el centhruroides, que habita comúnmente en zonas urbanas.

“Este aumento se debe a  las intervenciones del hombre en las áreas selváticas, la deforestación y la intensificación de las actividades agrícolas y el eco turismo”, aseguró.

La población de 1 a 4 años y de 5 a 14 años son susceptibles a las picaduras de alacranes porque permanecen más tiempo en los patios de las residencias o en las áreas de juego.

En Panamá circulan dos géneros de alacranes: el   tityus, que es venenoso y  habita en las zonas selváticas y el centhruroides.

El alacrán es un animal invertebrado que pertenece al grupo de los arácnidos, que no es agresivo, pero que ataca si se siente amenazado, advirtió la epidemióloga en su exposición.

La funcionaria aseguró que el Ministerio de Salud  (MINSA) responsablemente ha distribuido en las 14 regiones de salud suficiente  veneno antialacran y explicò que " no todas las picaduras  de alacranes requieren de veneno antialacran,  se usa solo en el caso de que el paciente presente  manifestaciones de índole gastrointestinal como: dolor abdominal, nauseas y aumento de la sudoración, presión baja y alta.

La especialista manifestó que generalmente las personas que sufren de picaduras de alacrán presentan dolor leve en el área afectada, adormecimiento y un ligero edema que tratado con analgésicos se logra controlar en 30 minutos.

Las autoridades de salud recomiendan que ante la picadura de alacrán, el paciente no se debe automedicar sino acudir a la instalación de salud más cercana.

Recomendaciones

-Evite estar  descalzo  en zonas donde exista probabilidad de la existencia de escorpiones.

-Limpie por dentro y por fuera  su residencia.

-Mantenga limpios los patios y jardines.

-Evite acumular hojas secas y basura.

-Use guantes de cuero y calzados cerrados al remover material  de construcción, piedra y maderas.

-Evite la quema de vegetación próxima a los inmuebles.

-Mantenga  las casas libres de alimañas como cucarachas, grillos, arañas y otros insectos, lo cual representa el alimento de los alacranes.

-Revise y sacuda las sábanas, ropas y zapatos, antes de su uso.

-Remueva todo follaje, arbustos y plantas trepadoras de las paredes externas y muros de inmuebles, que puedan servir de ruta de acceso a la vivienda por los alacranes.