La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Nacional

Nuevo defensor dirigirá una institución en crisis

La entidad trabaja con $5 millones al año, solo $2.2 millones más que su presupuesto de hace quince años

Lilia Herrera asumió la dirección de la Defensoría del Pueblo en septiembre de 2013. Termina este mes.

Mientras la Asamblea Nacional evalúa cuál es el mejor candidato a dirigir la Defensoría del Pueblo para el periodo que inicia este 1 de abril, la institución languidece, inmersa en problemas de presupuesto y falta de personal.

Quien sea elegido como el nuevo defensor de los derechos humanos de los panameños deberá atender once sedes regionales con un presupuesto de apenas $5 millones, solo $2.2 millones más de lo que recibía hace 15 años.

NÚMEROS DE LA ENTIDAD

La Defensoría del Pueblo tiene una cantidad insuficiente de personal

  • 200 funcionarios tiene la Defensoría para atender todas las denuncias e investigaciones.
  • 7 es la ley del 5 de febrero de 1997 que crea la institución en el país.

En septiembre de 2013, al llegar a la institución la actual defensora, Lilia Herrera, se le había aprobado un presupuesto para el año 2014 de $5.8 millones, principalmente para funcionamiento.

Pero en 2015, los diputados decidieron reducir la cantidad asignada a $5.5 millones.

Herrera sostiene que para el 2016 rogó que se le diera más dinero para garantizar la continuidad de los planes y proyectos.

Sin embargo, pese a su llamado, el recorte estatal no solo no se detuvo, sino que se hizo más drástico aun, cayendo a $4.7 millones.

‘Se nos dijo que nos aprobarían $300 mil para completar el presupuesto a $5 millones. Todavía estamos esperando', dijo Herrera, quien considera que se requieren $8 millones para atender los problemas y demandas en materia de derechos humanos.

La historia no es nueva. Durante la gestión de Juan Antonio Tejada (2001-2006), el presupuesto fue inicialmente de $2.8 millones, pero tras empezar a ejecutarse la ley de transparencia se lo redujeron a $2.3 millones.

Al cabo de dos años lo subieron a $2.5 millones.

RECURSO HUMANO

La planilla de la Defensoría del Pueblo no pasa de 200 funcionarios. Según Herrera, se necesita un mínimo de tres funcionarios para atender a la población de cada una de las once sedes regionales, es decir 33 nuevas contrataciones. ‘No hemos podido lograr esto', señaló la abogada.

En el tema de ayuda a la mujer, programa que tiene como objetivo reducir los feminicidios, cuenta con solo siete personas en todo el país.

Para los programas penitenciarios, que vigilan y monitorean los 23 centros penales del país, solo disponen de tres funcionarios.

LAS METAS

Herrera asegura haber trabajado en la Defensoría del Pueblo con una ‘varita mágica' que se llama ‘corazón' para atender los problemas.

Agregó que una de sus metas fue que se conociera la labor de la Defensoría. ‘Mucha gente no conocía siquiera que esta entidad existía y que su meta era promover y proteger los derechos humanos', dijo.

Y para despejar un tema polémico, la también profesora universitaria reiteró que, en julio de 2015, la Defensoría del Pueblo hizo la recomendación de clausurar las celdas de Punta Coco en el marco de los derechos humanos.

Sin embargo, el ministro de Gobierno Milton Henríquez desatendió ese llamado y en su lugar emitió un comentario que hacía ver que le parecía ‘sospechoso' que la institución se preocupara por esos reos, cuyas familias eran ‘de mucho poder adquisitivo'.