Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Firman acuerdo para la aplicación de FATCA

El acuerdo bilateral entre Estados Unidos y Panamá constituye el instrumento legal para el intercambio automático de información financiera

Firman acuerdo para la aplicación de FATCA
Los intercambios de información se harán entre las administraciones tributarias según el acuerdo.

Panamá y Estados Unidos firmaron ayer un acuerdo intergubernamental para la aplicación de la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA, por sus siglas en inglés).

COBERTURA

  • Las compañías se han venido preparando para la medida.
  • 1,000 es el número de empresas panameñas que tienen que implementar la ley estadounidense FATCA.

Esta ley busca, mediante un registro, que las instituciones financieras extranjeras del mundo ofrezcan un reporte anual de los clientes que son ciudadanos y residentes de Estados Unidos.

‘Panamá sigue avanzando en materia de transparencia financiera y fiscal, promoviendo la cooperación global en materia del combate a la evasión de impuestos, el blanqueo de capitales y el financiamiento al terrorismo', destacó el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, durante el acto, en el que participó también el embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley.

El acuerdo bilateral entre Estados Unidos y Panamá constituye el instrumento legal para el intercambio automático de información financiera.

Con la firma de este Acuerdo Intergubernamental (IGA, por sus siglas en inglés), el intercambio de información sobre clientes a los que aplica el FATCA se hará entre las administraciones tributarias de ambos países y no directamente entre las Instituciones Financieras Extranjeras y el Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos.

Este documento también establece los requerimientos de debida diligencia que deberán emplear las instituciones financieras panameñas para reportar la información concerniente al IGA.

Cerca de mil empresas panameñas tienen que implementar la ley FATCA y desde julio de 2014 la mayoría de los bancos del país ha adoptado procedimientos para para verificar si un cliente posee, al momento de abrir una cuenta, la ciudadanía estadounidense.