08 de Ago de 2022

Nacional

Internacionalización y la formación universitaria

Desde las aulas de Udelas

La globalización y el cambio en el conocimiento son dos tendencias que configuran el espacio de la universidad de hoy. La globalización le plantea a las universidades múltiples desafíos y oportunidades que bien comprendidas y administradas pueden representar avances importantes en estas instituciones. Una característica importante de esa tendencia es la creación y funcionamiento de redes de universidades (Consorcios, organismos regionales). El funcionamiento en red de las universidades le obliga a salir de su aislamiento y crear mecanismos colaborativos con otras instituciones.

Así, las universidades progresivamente dejan de pertenecer sólo al sistema educativo nacional, para ser parte de sistemas subregionales, regionales o globales. Ejemplo: El Consejo Superior Universitario de Centroamérica (CSUCA), que integra en su seno a 21 universidades públicas de Centroamérica, Belice y República Dominicana en Centroamérica; la Unión de Universidades de América Latina ( UDUAL), en América Latina y, un país continente como Brasil, tiene el Grupo Coimbra, integrado por más de 72 universidades de alto nivel que tienen relaciones con instituciones de todas las regiones del mundo. A todas estas redes pertenece la UDELAS.

Este cambio representa para las universidades aisladas y protegidas una ‘revolución copernicana'. Implica una renovación total de su visión, de su estructura académica y contenidos curriculares, sus post grados, los procesos de evaluación y acreditación, sus relaciones institucionales, entre otras implicaciones.

Estas instituciones universitarias aprenden a conjugar su doble rol: difundir los valores y el progreso universal y, al mismo tiempo, contribuir al desarrollo económico, social, ambiental y cultural de sus países. Significa también dejar atrás el tratamiento académico por materias, asignaturas y disciplinas, para asumir progresivamente el abordaje de la realidad y de la sociedad, que son crecientemente complejas, de modo multidisciplinario, transdisciplinario e interdisciplinario. Tener una visión global para actuar en una dimensión local.

La formación de líderes para el futuro, para un mañana, generalmente desconocido, que genera incertidumbres y vértigos, obliga a repensar el currículo y la pedagogía de esta preparación para el mundo global. Significa formar con las competencias para la vida a los líderes que deben actuar con autonomía, en contextos diversos y aprender por cuenta propia. Que sean capaces de interactuar, trabajar, comunicarse y colaborar con otras personas y públicos heterogéneos: especialistas, ciudadanos, políticos, empresarios, entre otros. Usar el lenguaje, el conocimiento y las tecnologías como recursos para aprender y trabajar. Que sean capaces de construir sus proyectos de vida personal y empresarial, e intervenir en los espacios local, regional y global. Que tengan interés de aprender a lo largo de sus vidas con la sensibilidad humana y social necesarias, para transformar el entorno que impide la libertad y el desarrollo de los grupos vulnerables.

La internacionalización es una vía importante en la UDELAS para asegurar la calidad universitaria. La movilidad docente y estudiantil es una estrategia que influye en logro de la excelencia universitaria. Para ello se promueve y desarrolla la negociación de convenios de colaboración académica, además de acuerdos en proyectos específicos con universidades de la región y el mundo, se fomenta el bilingüismo, en especial la enseñanza del inglés entre otros idiomas (francés, mandarín, portugués).

En este mismo contexto, se generan innovadoras formas de acceso a especializaciones y maestrías en alianzas, de doble titulación, con prestigiosas universidades, como por ejemplo: la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte de Cuba. Otras redes como son RED AGE y RELETRAN , son parte, igualmente, de este esfuerzo de aprender y compartir experiencias y lecciones exitosas con universidades iberoamericanas.

También la internacionalización de las universidades panameñas enfrenta grandes desafíos, como son la armonización de estudios y créditos con universidades del exterior, que asegure los reconocimientos académicos de los estudiantes que se movilizan durante un semestre o un año de estudio. Así también es necesario prestar atención al financiamiento de la movilidad estudiantil y docente, como un objetivo de mejoramiento continuo de la formación universitaria.

La formación universitaria en el mundo global tiene que orientarse también crear competencias para ser ciudadanos del mundo, para trabajar y vivir en países y regiones distintas a las de su origen, y a compartir saberes y experiencias universales. Significa que un estudiante de Colón, Chiriquí, Coclé, Veraguas o Azuero, lo mismo que de Panamá centro, tienen posibilidades de finalizar su formación o trabajar en país distinto en América Latina, Estados Unidos, Canadá o Europa, porque la formación recibida le permitió movilizarse con las competencias ciudadanas y profesionales por el mundo. Esta es una de las grandes ventajas de la internacionalización en la formación universitaria.

RECTOR UDELAS