Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Nacional

Pospuesta sin nueva fecha aún operación por tumor cerebral a Noriega

El abogado Ezra Ángel dijo que la nueva fecha de la intervención dependerá de los resultados que arrojen una serie de "exámenes"

Pospuesta sin nueva fecha aún operación por tumor cerebral a Noriega
Manuel Antonio Noriega.

La operación para extirpar un tumor cerebral benigno a Manuel Antonio Noriega, programada en principio para mañana, fue pospuesta para una fecha que aún deben determinar los médicos, dijo hoy la defensa del octogenario exdictador de Panamá (1983-1989).

"Entiendo que se va a posponer (la operación) pero los médicos no han dicho la fecha aún. Debe ser para los próximos días", dijo el abogado Ezra Ángel este martes a Efe.

Sostuvo que la nueva fecha de la intervención dependerá de los resultados que arrojen una serie de "exámenes que se le están practicando" al exgeneral, sin dar más precisiones.

El lunes Ángel dijo a Efe que, de ser pospuesta finalmente la cirugía, esta se podría realizar el 20 de febrero.

Tras 27 años preso en cárceles, primero en Estados Unidos y luego en Francia por delitos de narcotráfico y blanqueo, y desde diciembre de 2011 en Panamá por delitos que suman 60 años, Noriega se encuentra en arresto domiciliario en la casa de una de sus hijas, Sandra, desde el pasado 28 de enero.

Tres jueces de cumplimiento de igual número de condenas en Panamá aprobaron esa medida, de carácter temporal, para que el anciano exgeneral pudiera prepararse adecuadamente para la intervención quirúrgica para extirparle el tumor cerebral benigno, que, según los médicos, ha empeorado su ya complicado de salud.

La Justicia panameña estableció en enero pasado que el próximo 28 de abril se revisará el "depósito domiciliario" con el fin de evaluar el estado de salud de Noriega tras la operación del tumor cerebral benigno.

En sus últimos seis años, el régimen militar panameño (1968-1989) tuvo a Noriega como su último "hombre fuerte" hasta que una invasión estadounidense lo derrocó el 20 de diciembre de 1989 y un mes más tarde se entregó al Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) y a los militares estadounidenses.