Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Nacional

Fórum: La justicia debe estar a la altura de las denuncias de los periodistas

A dos meses de que se venza la licencia de operación fijada por la 'Lista Clinton' , La Estrella de Panamá destaca con ocho premios

Tras el Premio Nacional de Periodismo fallado esta semana, corresponde a las autoridades responder ante las investigaciones periodísticas "rigurosas, objetivas y muy bien respaldadas con elementos probatorios" que denuncian la corrupción en el país.

Asi lo estableció Guillermo Antonio Adamés, presidente del Fórum para las libertades de expresión e información, que organiza anualmente el concurso, para el que se invita a un jurado internacional.

"Tenemos la esperanza de que así como el periodismo hace su parte, los operadores de justicia hagan lo que les corresponde en estos casos", indicó Adames, durante la gala del XXI Premio Nacional de Periodismo, el pasado jueves, durante la cual La Estrella de Panamá se hizo con ocho galardones, incluido el de 'Gran Premio'.

‘Gracias a la tesonera labor de los medios, el mundo pudo conocer detalles del mayor acto de corrupción conocido hasta ahora y denominado el soborno extranjero más grande de la historia en nuestros países, cuyas consecuencias aún son imprevisibles', dijo Adames, sobre las denuncias periodísticas.

'información sobre los canales transfronterizos del crimen organizado',

ADELITA CORIAT

PREMIO AL MEJOR TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

ADELITA CORIAT

Según explicó, "el periodismo es cada vez más vigoroso, independiente, y ha llegado a poner a los políticos corruptos y sus asociados de la empresa privada entre la espada y la pared, de tal suerte que no vuelvan a hacer lo que les da la gana con el dinero de los contribuyentes".

La periodista española Judith Torrea, presidenta del jurado, destacó,  a su vez, 'la valentía e independencia'de los premios presentados al concurso.

Y sobre los premios ganadores, en concreto Los pobres Ricos, de Marlene Testa, apuntó que el reportaje es una alerta sobre lo que puede ocurrir si no se atiende la desigualdad creciente en un país con un desarrollo rampante.

‘La desigualdad social y  económica, puede llevar a una explosión social', sostuvo.

Torrea hace referencia a las tres entregas periodísticas de Marlene Testa, en las que reveló cómo se han malversado los fondos recibidos en un deprimido distrito atlántico del país, por la millonaria explotación minera en curso.

Por otro lado, Torres destacó la calidad de los trabajos de La Estrella de Panamá a pesar de su situación precaria, tras un año sometida a las consecuencias de las sanciones de la Lista Clinton contra su principal accionista, de lo que, aseguró, no estaba al tanto el jurado.

‘ES UN HOMENAJE A LOS COCINEROS Y A LA PROPIA ANA ALFARO, QUIEN LE DIO NOMBRE A ESTE PREMIO POR PONER EN LA PALESTRA A NUESTRA COCINA, PATRIMONIO DE NUESTRA CULTURA',

ESTHER ARJONA,

PREMIO ESPECIAL DE PERIODISMO GASTRONÓMICO

‘No sabíamos lo que estaba pasando con La Estrella de Panamá, una voz tan importante, la que más está denunciando los problemas graves de corrupción y desigualdad social en el país. Que esta voz pueda  apagarse y el Gobierno pueda terminar siendo cómplice de las políticas de Estados Unidos es preocupante', concluyó la periodista española que desde hace casi veinte años cubre temas de frontera en Ciudad Juárez, México,  una de las ciudades más peligrosas del mundo.

El rotundo reconocimiento a  La Estrella de Panamá se produjo  justo la noche anterior a que se cumpliera un año de la inclusión de su principal accionista en la 'Lista Clinton'contra el blanqueo de capitales, a pesar de que se ha establecido que sobre el centenario diario, con 168 años de historia, no pesa ninguna sospecha.

La Estrella de Panamá se hizo con el mejor trabajo de investigación, por Las rutas del crimen organizado, de Adelita Coriat; el mejor trabajo de periodismo cultural por ‘Arquitectura bellavistina', de Leila Nilipour; la mejor caricatura, por ‘Panama Papers', de Félix Barrios, la mejor fotografía, por El que se enfada pierde, de Larish Julio y la mejor crónica, por ‘La madre que pulseó con la hidroeléctrica', de Errol Caballero, que apareció en la revista mensual Portada, que se distribuye con La Estrella de Panamá.

En las actas del fallo, el jurado, completado por Antonio Casado (España), Raúl Tola (Perú), Fernando Zapata (Colombia) y Daniel Enz (Argentina), destacó la tenacidad, valentía, sensibilidad, pasión y hasta lirismo de los premios ganadores.

La categoría entrevista "uno de los géneros más apasionantes el periodismo, se declaró desierta.