Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Panamá prepara un censo 2020 ‘ordenado y veraz'

Después del cuestionado censo del 2010, el país espera un nuevo registro demográfico certero para la planificación de políticas públicas.

Panamá prepara un censo 2020 ‘ordenado y veraz'
El INEC asegura que las actividades de planificación comenzaron en el 2015.

Faltando dos años y medio, Panamá comenzó a prepararse para el Censo de Población de 2020, registro estadístico que se realiza cada diez años y donde se obtienen datos para ejecutar políticas públicas certeras, basadas en evidencias.

En este marco, la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional aprobó este martes un crédito adicional por $11,192,754 a la Contraloría General de la República, para fortalecer el presupuesto de funcionamiento e inversión, en donde se incluyen fondos para la actualización cartográfica.

Según la AN, estos dineros permitirán la creación del Departamento de Planificación y Coordinación del Sistema Estadístico, la actualización cartográfica precensal y la realización de diferentes encuestas referentes a los sectores agropecuario, laboral, ventas y producción.

‘Hay que comenzar a planificar y consultar de 3 a 5 años antes',

AZAEL CARRERA

SOCIÓLOGO

A pesar del anuncio, David Saied, director del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), asegura que las actividades de planificación del próximo censo comenzaron en 2015 y que la Unidad Administrativa del Sistema Estadístico Nacional (SEN) se requiere para la coordinación de las muestras y estadísticas realizadas por las diversas instituciones con el objeto de que no exista duplicidad, pero que esta unidad no cuenta con relación directa con el censo.

¿A TIEMPO PARA PLANIFICAR?

Azael Carrera, sociólogo estudioso de temas estadísticos, afirma que lo recomendable es comenzar a trabajar en la planificación y consultas a especialistas entre 3 o 5 años antes de la fecha. Agrega que para cualquier tipo de censo, se tiene que consultar a los actores interesados a partir de las inquietudes y datos de las instituciones.

Aunque no existe un tiempo obligatorio para la planificación, se debe comenzar a trabajar en las distintas etapas y en Panamá en estos momentos debe estar en consulta ciudadana hacia el censo 2020.

Carrera explica que se debe establecer en la etapa de preparación qué vas a preguntar, como se van a operacionar esas preguntas, qué variables vas a utilizar, cómo recopilar esa información y cómo materializarlo en preguntas que formarán parte del cuestionario con el que contará cada uno de los encuestadores.

En el Censo de 2010 participaron cerca de cien mil personas. El número de personas requeridas para el ejercicio de 2020 sólo se podrá determinar al culminar la actualización cartográfica y otras actividades

Dentro de ese proceso previo a la elaboración de cada pregunta de un cuestionario de censo, se debe hablar con todo especialista u organismo que recopile datos en materia de salud, educación, juventud, familia, entre otros.

Uno de los cuestionamientos de pasado censo del 2010 fue la pregunta relacionada con los afrodescendientes. Al respecto, Carrera recuerda que si se va a introducir una pregunta relacionada con la etnia, se debe consultar con organizaciones, investigadores, antropólogos y politólogos relacionados con estos temas.

El INEC asegura que viene realizando diversas actividades de coordinación con la Secretaría Nacional para el Desarrollo de Afropanameños (Senadap).

Sobre la religión que se profesa, Saied recordó que esa pregunta no se realiza desde hace varios censos.

El sociólogo recuerda que el empadronamiento se trata de un conjunto de variables que deben operacionar en preguntas, que no solo miden la natalidad o la mortalidad, sino que a través de la información que da la población se construyen indicadores necesarios para elaborar políticas públicas.

Por eso varía la cantidad de preguntas que se pueden usar en un censo agropecuario, de catastro o poblacional. Lo que sí es cierto, apunta, es que hay variables imprescindibles. Por ejemplo, cantidad de viviendas, de familias, características de la vivienda, letrinas, baño higiénico, pero no hay una cantidad estándar de preguntas.

Sobre los errores del Censo de Población de 2010, Carrera asegura que falló la logística, factor que alteró la validez de los datos y produjo información que no era real.

Ante las dudas de algunos sectores de que no se elabore de forma adecuada el censo por realizarse después de finalizar la gestión del presidente Juan Carlos Varela, el director del INEC afirma que las actividades de la Contraloría, en especial de los censos, se manejan de manera institucional. No son afectadas por los procesos electorales, aseguró.