La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Nacional

Un nuevo Cerro Ancón por proteger

Comisionada por Miambiente, la compañía GeOMAP Inc., S.A. inició la señalización y monumentación de áreas verdes no desarrollables. El proyecto, que pretende ampliar la zona protegida del cerro, es una iniciativa de los residentes de la zona

El pasado jueves, a la altura del mercado de artesanías de Balboa, la compañía GeOMAP Inc., S.A. inició el proceso de demarcación, monumentación y señalización de las áreas verdes no desarrollables del Cerro Ancón, una intervención que promete ampliar el área protegida de esta elevación.

‘El beneficio directo es el conocimiento, en el contexto que puedes comprender dónde están los parques no desarrollables y de qué tamaño son, para después implementar planes de control y protección', dijo a La Estrella de Panamá Emily Muñoz, miembro de la compañía ejecutora. Esto ‘evitará que se presenten problemas de invasiones, cacería y deforestación', anuncia un folleto de la intervención.

El proyecto del Ministerio de Ambiente es una iniciativa del Comité de Vecinos del Cerro Ancón, quienes aseguran que el zona protegida no es solo la parte superior boscosa de esta elevación, que mide 199 metros de altura y está situada a orillas del canal de Panamá.

Si bien la Ley 21 del 2 de julio de 1997 declara el Cerro Ancón como área protegida, el ministro de Ambiente, Emilio Sempris detalló a este diario que este lugar ‘no es una reserva forestal'. ‘La clasificación más acertada puede ser refugio de vida silvestre', explicó el titular de MiAmbiente.

TRABAJO DE CAMPO

Muñoz, quien es geógrafa especialista SIG, señala que ‘el mayor reto' de esta acción técnica que ejecuta GeOMAP es ‘la delimitación de los linderos', debido a las características del terreno.

ACCIÓN TÉCNICA EN ANCÓN

El proyecto que adelanta MiAmbiente durará alrededor de siete meses.

GeOMAP Inc., S.A. es la compañía encargada de ejecutar la demarcación de límites de áreas verdes no desarrollables, en coordinación con el ministerio.

La iniciativa surgió por parte del Comité Consultivo para el Desarrollo Turístico Sostenible del Cerro Ancón, que integran a varios vecinos de la zona.

El proceso durará siete meses e incluye la colocación de monumentos, el establecimiento de vértices de las áreas y la toma de datos con GPS.

La Ley 21 del 2 de julio de 1997 declara el Cerro Ancón como área protegida. El ministro de Ambiente, la califica como un ‘refugio de vida silvestre'.

Al tratarse de áreas verdes, continúa la coordinadora de tenencial del proyecto, la limitación exacta es complicada porque suelen toparse con árboles en medio de las divisiones o vallas ya establecidas de manera incorrecta.

Según Muñoz el proceso de demarcación incluye catorce puntos de control que están en el área de estudio. En cada área no desarrollable se colocará un monumento, que consisten en un ‘pin' en forma de moneda.

Posteriormente, se colocorán monumentos tipo hito —que son pirámides de unos 40 centímetros de alto— con una una placa de identificación del punto. La última etapa en campo se enfocará en establecer los vértices de cada área verde no desarrollable, que actualmente se calcula haya entre 20 y 26 parques de este tipo en todo el Cerro Ancón.

El proyecto incluye la toma de datos con GPS, y tendrá una duración de siete meses, de acuerdo con un comunicado oficial del ministerio.

‘No es solo ofrecer un producto estático que cumpla con los requerimientos para la certificación, sino que además se consolide un Sistema de Información Geográfico (SIG) que a través del tiempo y de manera dinámica, garantice contar con la información oportuna para tomar las decisiones apropiadas', advierte el folleto que describe la intervención.

VECINOS VIGILANTES

Rosina de Stec, residente de Quarry Heights, guió a este diario en una visita a las diferentes áreas no desarrollables del Cerro Ancón, explicando cómo estos retazos de bosque albergan especies de flora y fauna que ameritan protección.

‘Estamos contentos porque todos estos bosques van a ser parte del área protegida del Cerro Ancón, pero estamos vigilantes para que de verdad se incluyan todos y no se excluyan algunos o hayan cambios en los usos de suelo, porque no es legal', argumentó de Stec.

Al igual que ella, varios vecinos de Balboa y Ancón integran el Comité Consultivo para el Desarrollo Turístico Sostenible del Cerro Ancón, que impulsó esta acción técnica, cuya fase de campo está siendo coordinada por la direcciones de Áreas Protegidas y Vida Silvestre (Dapvs) y de Sistemas de Información Ambiental (DASIAM).