Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Nacional

CADE 2019 y el fortalecimiento institucional

APEDE analizará durante tres días diversos temas del país y presentará el documento Panamá Visión País 2050

CADE 2019 y el fortalecimiento institucional
Mercedes Eleta de Brenes, presidenta de Apede.

La Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresas (CADE 2019) inició, este miércoles, con la mira puesta en la gobernabilidad y en la corrupción. Entre hoy miércoles, mañana jueves, y el viernes 37 conferencistas expondrán temas relacionados con la institucionalidad, pobreza, transparencia, salud, innovación y desarrollo tecnológico, entre otros pilares.

Mercedes Eleta de Brenes, presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede), indicó que la tarea más importantes es mejorar la transparencia, disminuir la burocracia y mejorar la educación.

Eleta de Brenes habló de la necesidad imperante de atender y fortalecer la institucionalidad. “Nos debemos sentir orgulloso de las cosas que hemos hecho bien, pero no nos vanagloriemos de los éxitos que pueden ser efímero sino fortalecemos la institucionalidad”, dijo.

Apede presentará durante CADE 2019 el documento Panamá Visión País 2050 que recoje las pilares del desarrollo del país que fue trabajada de manera consensuada con los distintos sectores empresarial aglutinado en el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y el sector gubernamental.

CADE 2019 termina el próximo viernes con la participación de los siete candidatos a la Presidencia, quienes expondrán por un espacio de 55 minutos sus propuestas electorales.

La invocación religiosa en el acto de inauguración estuvo a cargo del cardenal José Luis Lacunza, quien dijo que en buena parte de la región de América Latina y el Caribe se ha dado una “recrudecimiento de la corrupción en la sociedad y el Estado que involucra a los poderes legislativo y ejecutivo y alcanza también al sistema judicial que, a menudo, inclina sus juicios a favor de los poderosos y genera impunidad”.

Esto, agregó, pone en riesgo la credibilidad de las instituciones públicas y aumenta la desconfianza del pueblo.

En gran parte de la población, especialmente entre los jóvenes, crece el desencanto por la política y particularmente por la democracia, en vista de que las promesas de una vida mejor y más justa no se cumplieron o se cumplieron a media.

“En ese sentido se olvida que la democracia y la participación política son frutos de la formación que se hace realidad solamente cuando los ciudadanos son consciente de sus derechos fundamentales o de sus deberes correspondiente”, dijo citando un documento elaborado por los obispos de América Latina y el Caribe.