Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Nacional

Cortizo encabeza actos en recuerdo de la invasión de EEUU a Panamá

A tres décadas de la invasión aún se desconoce el número de fallecidos y desaparecidos que dejó la intervención

Actos del 20 de diciembre 1989
Actos del 20 de diciembre 1989Redes Sociales

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, junto a ministros de Estado y familiares de las víctimas encabezaron la mañana de hoy los actos en recuerdo de la invasión de Estados Unidos a Panamá que hoy cumple 30 años.

Los eventos oficiales se realizaron en el cementerio Jardín de Paz, lugar en el que se encuentran algunas de las principales fosas comunes en donde el Ejército estadounidense, tras los ataques del 20 de diciembre de 1989, colocaron sin identificar a parte de los fallecidos.

Durante los actos, el mandatario manifestó que es necesario que se conozca la verdad sobre la invasión y que se sepa donde están los cuerpos de todos aquellos panameños que perdieron la vida, en su mayoría civiles y no combatientes.

El Ejecutivo declaró este miércoles el 20 de diciembre como Día de Duelo Nacional, pero con jornada laboral ordinaria y sin el cierre de oficinas públicas y privadas.

En cuanto a posible reclamaciones internacionales al Gobierno estadounidense por los daños y muerte de la invasión Cortizo dijo que es tema que “hay que analizar”.

Siendo hasta ese momento, la movilización de tropas más grande desde la Guerra de Vietnam (1968-1975), los estadounidenses invadieron el país con la excusa de capturar al entonces jefe de las Fuerzas de Defensa, el general Manuel Antonio Noriega. Tras los bombardeos de las ciudades de Colón y Panamá, el país se mantuvo ocupado por las fuerzas militares hasta finales de 1990.

El más reciente informe de la CIDH publicado en noviembre del año pasado, señaló que Estados Unidos "cometió graves violaciones a los derechos humanos durante la acción armada, detallando que Washington está obligado a indemnizar a las víctimas, en su vasta mayoría civiles y no combatientes".

A tres décadas de la invasión aún se desconoce el número de fallecidos y desaparecidos que dejó la intervención.