Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Nacional

Icges: 'Mutación del A2 PAN tiene mayor capacidad de contagio'

La estirpe del virus procedente de Europa, que mutó en Panamá, es la que mayormente ha calado en la población nacional. Los científicos del Gorgas han determinado que el 41% (61) de los 154 genomas secuenciados son mutación panameña

El A2 PAN, una mutación del virus de la covid-19, proviene de personas contagiadas que ingresaron al país procedente de Europa a finales del mes de febrero. Los científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios Especiales (Icges) han determinado que existe una cantidad importante de genomas secuenciados con la mutación panameña del virus. El 41% (61) de los 154 genomas secuenciados son A2 PAN.

Icges: 'Mutación del A2 PAN tiene mayor capacidad de contagio'

“Que tengamos una cantidad alta de sujetos con esta mutación nos indica que es una cepa la que principalmente se ha transmitido en el país (...)”, explicó Alexander Martínez, jefe del departamento de investigación en genómica y proteómica del Icges.

Al mismo tiempo, el científico del Icges indicó que “esa mutación ha tenido una mayor capacidad de encontrarse a otras personas para infectarlas”. Martínez deja entrever que la estirpe del virus procedente de Europa, que mutó en Panamá, es la que mayormente ha calado en la población panameña, donde se han reportado 22,597 casos y 470 fallecidos.

“Este virus está circulando en Europa. Llegó a Panamá e infectó a un grupo de personas y en ese grupo de personas adquirió esa mutación y así continuó transmitiéndose”, aseguró el experto en genómica.

La incidencia de esta mutación propia de Panamá es silenciosa, es decir, no hay un cambio evolutivo en la proteína, por lo que la afectación que tiene en los pacientes no confiere mayor severidad, es más leve o reacciona igual. Aunque, advirtió de que hay que seguir evaluando para ver si tiene algún impacto.

Para Martínez, el hecho de que circule una mutación de la covid-19 en Panamá no es una novedad, pues a nivel mundial se detecta que este virus tiene una mutación cada 10 días; y detalló que los virus no mutan para ser más intensos o leves, sino para sobrevivir y permanecer afectando a personas. Y, no descarta que en el futuro se puedan dar otras mutaciones del virus.

En este sentido, los especialistas recomiendan acortar la residencia en Panamá, tanto a la covid-19 como a la mutación A2 PAN, tomando las medidas preventivas recomendadas: uso de la mascarilla, de gel alcoholado, lavado de manos con agua y jabón, y el distanciamiento físico para evitar su propagación.

“Este virus está circulando en Europa. Llegó a Panamá e infectó a un grupo de personas, y en ese grupo de personas adquirió esa mutación y así continúo transmitiéndose”

Un grupo de investigadores de diferentes partes del mundo trabaja en la trazabilidad del virus, y ha sectorizado los linajes a linaje A y linaje B, para caracterizarlos en números. En Panamá se encontró el linaje A2, de allí el nombre de la mutación A2 PAN (Panamá), concluyó Martínez.

La mutación que originó en el país no ha sido encontrada en ningún otro lugar del mundo, por lo que se entiende que es propia del país. “Generalmente cuando surgen (los virus) en algún lugar, se quedan allí. Lo importante de seguir estos cambios es que nos permiten a nivel epidemiológico monitorear cómo se mueven los virus”, continúo Martínez.

Los científicos del Icges determinaron que, debido a la ubicación del país, llegaron cuatro linajes de virus de diferentes países: cuatro de Estados Unidos, tres de Europa (Francia, Italia y España) y uno de Asia.

La posición geográfica del istmo, que lo convirtió en centro de conectividad de la región, favoreció el ingreso de diferentes variantes del virus de “un solo golpe”.

Los tipo A, más vulnerables

Un estudio de científicos europeos publicado en New England Journal of Medicine intenta establecer las razones por las que algunas personas presentan síntomas más complejos que otros de la covid-19.

Por lo menos tres estudios científicos, uno de científicos europeos, otro de expertos chinos y, un tercero, de una firma estadounidense de genómica, platean una relación entre los tipos de sangre y los efectos que el nuevo coronavirus pueda tener en la salud humana.

Los resultados de las investigaciones apuntan a que los pacientes con tipo de sangre O parecen experimentar un menor riesgo de contraer el virus que el resto de los grupos sanguíneos.

Mientras que las personas con tipo A podrían tener mayor riesgo de contraer el virus y experimentar síntomas más severos.

Los datos mostraron que “tener el grupo sanguíneo A se asocia con un 50% más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio en caso de infección por el nuevo coronavirus. En cambio, el grupo sanguíneo O confiere un efecto protector al desarrollo de insuficiencia respiratoria (35% menos de riesgo)”.

Los resultados fueron el producto de muestras de sangre extraídas a 1,600 personas que fueron infectadas.