Temas Especiales

30 de Sep de 2020

Nacional

Fiscalía apeló fallo que declaró ilegal aprehensión de Ng

El Tribunal Superior considera que la detención de Tony Ng violó el debido proceso porque no cometió flagrancia. La fiscalía apeló la decisión

El Primer Tribunal Superior de Justicia revocó la detención provisional del señor Tony Ng y lo favoreció con un amparo de garantías que interpuso su defensa alegando violación al debido proceso.

El empresario Tony Ng, cuando acudió a audiencia el pasado 11 de febrero.Daniel González | La Estrella de Panamá

El pasado 11 de febrero, la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Droga logró la imputación de Ng, propietario de la empresa Asia Latin Store, por el delito de blanqueo de capital. El hecho se registró cuando agentes policiales detuvieron a Ng cuando manejaba un Lamborghini en el sector de Costa del Este, y al efectuar la inspección del auto, a la cual él accedió de forma voluntaria, hallaron en el maletero $189 mil en efectivo, que supuestamente no logró justificar.

El tribunal revocó así la orden de aprehensión que pesaba sobre el mencionado, pero la fiscalía presentó apelación ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. Por consecuencia, Ng continúa detenido.

La estrategia de la defensa, que por ahora acertó un golpe, puede estar dirigida a que si se declara ilegal la aprehensión de su cliente, más adelante podría alegar la anulación del caso.

Los magistrados Lilianne Ducruet, Miguel Espino y Nora Jovel consideraron que Ng no cometió delito mientras fue sorprendido por los agentes policiales, como tampoco huyó de estos, quienes previamente contaban con los datos generales de Ng. Si no que era objeto de una investigación y seguimiento autorizado por la fiscalía y no involucraba el allanamiento, registro o requisa.

Los jueces analizaron que el día de su detención hubo un operativo para simular una falta de tránsito, lo que a juicio de la defensa de Ng viola sus derechos fundamentales.

Los jueces consagran la inviolabilidad de los papeles privados durante allanamientos y registros, señalan que es la autoridad competente para fines específicos, y de acuerdo con las formalidades legales, la que determinaría en qué casos y con qué justificaciones puede procederse a este tipo de medidas.

En el caso que ocupa, el policía, con el pretexto de imponer una multa de tránsito, coaccionó a una inspección del vehículo sin mediar consentimiento o autorización y sin haberle advertido previamente que estaba siendo investigado, sopesaron los magistrados.

Esto para los jueces significa que Ng no fue detenido en flagrancia, sino simulando una falta de tránsito por la cual recibiría una multa. No obstante, el delito por el cual se le acusa requiere una serie de actos para la vigilancia y seguimiento e indicios.

La fiscalía vincula a Ng como una de las personas que se encargaba de blanquear dinero procedente de la venta de droga de otras tres vinculadas al caso. La fiscalía sostiene que el dinero hallado en el maletero de Ng es parte de esta actividad.