Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Nacional

El IPHE realiza ajustes para atender 15,359 estudiantes conectados a distancia

La entidad ha realizado una serie de adecuaciones para que el estudiantado capté la enseñanza a través de texturas, colores, entre otras técnicas

Educación a distancia IPHE
El IPHE adecuó su método de enseñanza para que los estudiantes aprovechen sus clases a distancia.Cedida

La educación a distancia como alternativa para mitigar la propagación de covid-19 llevó al Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE) a realizar una serie de ajustes para atender las necesidades de sus 15,359 estudiantes matriculados, sin embargo, todavía falta conectar a 2,149 estudiantes a las clases a distancia.

Bajo el principio de igualdad y no discriminación, la entidad fundada el 30 de noviembre de 1951, desde el 20 de julio con el reinició del calendario escolar ha implementado sistemas en clases para dar mayor tiempo de respuesta a los estudiantes, fomentar la lectura en voz alta, favorecer la participación, promover el contacto visual y usar señas o símbolos para representar una actividad, además de promover el uso de audios con contenidos, según se extrae de un comunicado de prensa de la institución de enseñanza.

Otra de las adecuaciones que  realizó la entidad es la utilización de diversos materiales de apoyo, como: textos con el código matemático en Braille, materiales con amplios contrastes de colores, así como adaptaciones en el mobiliario para favorecer la independencia y autonomía del estudiante y la utilización de piezas con velcro en la vestimenta, por mencionar algunos.

Las adecuaciones también han abarcado los espacios, entre ellos: contrastes visuales en las ventanas, puertas con un color diferente al del marco, señalizaciones de los elementos para favorecer la independencia del estudiante y emplear bombillos lumínicos en el salón.

El cuerpo docente entre ellos: bilingüe, intérpretes de lengua de señas, tiflólogos o docentes especializados en el uso de la tiflotecnología han empleado el uso de sistemas aumentativos y alternativos, como: gráficos, fotografías, dibujos, pictogramas, palabras o letras; el uso de gestos, de tableros de comunicación con alfabeto o fotografías y sintetizadores de voz hechos a mano o computadora.

Un quinto ajuste se fundamenta en las ayudas tecnologías, entre los: software lectores de pantalla para estudiantes con baja visión, amplificadores de voz, video beam, computadores, tablets y amplificadores de imagen.

Lo antes descrito fue logrado con elaboración de un registro que facilitó la identificación de gustos, intereses, motivadores y características particulares del niño o la niña para facilitar su enseñanza, explicó directora de la Escuela de Enseñanza Especial del IPHE, Magaly de Bermúdez.

En tanto, Marlena Moreno, directora nacional de Servicios y Apoyos para la Habilitación del IPHE, manifestó que los ajustes son parte de la educación inclusiva, que es un proceso, no un resultado. En este sentido, dijo la educación inclusiva "constituye un movimiento constante hacia el logro de procesos que garanticen una mayor participación de toda la comunidad educativa en la cultura de los centros educativos y sus políticas, en sus currículos y, en general, en todas las prácticas y actividades que allí se implementen, desde el respeto a la diversidad y la aceptación de la diferencia".