20 de Oct de 2021

Nacional

Exdirectora de la Senniaf responsabiliza a gobierno de Varela

Para la exdirectora de la Senniaf es escandalosa la forma como ha crecido la población de menores en los albergues, la cual se ha duplicado en cinco años.

Desde que se destapó el escándalo de los abusos a menores en los albergues, Idalia Martínez, exdirectora de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf), ha hecho serios cuestionamientos a la administración de Juan Carlos Varela.

Denuncias que van desde el aumento exagerado de la población de niños en los albergues, el cobro de jugosos subsidios que no se reflejan en las estructuras, hasta la alimentación que reciben los menores de edad en estos centros. Además de la desinstitucionalización de la Senniaf para restarle la capacidad de supervisar.

Senniaf rinde informe de gestión
Idalia Martínez, exdirectora de la Senniaf.Archivo

Martínez considera que mantener en el cargo a la actual directora, Mayra Inés Silvera, podría generar un conflicto de interés en el desarrollo de la investigación penal, porque Silvera fue asesora de la dirección general en la administración Varela.

Para la exdirectora de la Senniaf es escandalosa la forma como ha crecido la población de menores en los albergues, la cual se ha duplicado en cinco años. Explica que en 2014, cuando entró a la institución, había alrededor de 600 menores de edad en los albergues, y en la actualidad la cifra está cercana a los 1,000 niños y adolescentes. Aseguró que este es el origen del problema que ha desatado la ola de críticas y protestas callejeras. “Del pueblo dependerá si la niñez en Panamá sigue siendo abusada sexualmente, si practican abortos a niñas para tapar abusos, si les dan comida de perro y si ofrecen niños en adopción de forma ilegal”, dijo en su cuenta de Twitter.

Comenta que desde 2017 se ha desinstitucionalizado a la Senniaf, y puso como ejemplo el hecho de que se haya desmantelado una dirección nacional de albergues a cargo de un especialista que ganaba un buen salario y que tenía un equipo de trabajo estructurado, para terminar en una oficina con un solo funcionario para vigilar los más de 50 albergues que hay en Panamá.

Su idea era reducir los menores de edad en los albergues a través de la creación de hogares acogentes, debidamente certificados, pero intentar hacer estos cambios le costó la destitución de su puesto y hasta fue investigada en el plano penal, proceso que terminó con su sobreseimiento.

“@JC_Varela: tú y tus compinches, Popi y Pitufo, orquestaron persecución mediática y de junta directiva en mi contra con mentiras, y me sometieron a investigación penal solo por negarme a dar niños en adopción de forma ilegal; en la presidencia te lo dije: “arriba hay un Dios”, es otro de los mensajes que la exfuncionaria publicó en su cuenta para señalar a quienes considera responsables del escándalo.

Añadió que con toda la información que se ha suministrado, el Ministerio Público está en capacidad de ordenar las acciones y aplicar las medidas cautelares.

A juicio de Martínez, el gobierno de Varela tiene que dar explicaciones de porqué se dieron subsidios a los albergues sin la debida supervisión, y considera que este gobierno puede terminar con una deuda para el país si no hace los correctivos necesarios.