Temas Especiales

18 de Jun de 2021

Nacional

Organizaciones denuncian “falsa consulta” en torno a la minería en Panamá

Organizaciones denuncian “falsa consulta” en torno a la minería en Panamá
Organizaciones denuncian “falsa consulta” en torno a la minería en PanamáCedida

Más de 40 organizaciones denuncian “la falsa consulta” y exigen “la construcción de una verdadera discusión, representativa de los intereses nacionales de sociedad y naturaleza en Panamá”, en torno al denominado proceso de consulta sobre la visión e institucionalidad de la minería en Panamá.

A través de un comunicado, 46 organizaciones reseñaron que el 6 de mayo de 2021, el Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá (MICI) con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dio inicio al denominado “proceso de consulta sobre la visión e institucionalidad de la minería en Panamá”, según la cual se busca producir los insumos centrales para la política nacional de minería.

“El documento Hacia una minería sostenible en Panamá - texto base para el proceso de diálogo- plantea ‘el potencial minero de Panamá como motor del desarrollo social y ambientalmente sostenible’ y afirma que es necesario evitar que la minería sea percibida como una amenaza ambiental”, reseña la nota publicada por las organizaciones.

"Este marco no da lugar al diálogo ya que no está en discusión si la minería es o no una actividad viable para un país como Panamá, en donde las explotaciones mineras no se desarrollan en áreas desérticas sino en zonas de biodiversidad y tránsito de aguas subterráneas", denuncian.

"De igual manera", agregan "el proceso deja de lado los graves conflictos que siempre han acompañado a la minería en Panamá y en Latinoamérica: los escándalos de corrupción e ilegalidad, las afectaciones socioambientales, el escaso retorno económico para el Estado, el nulo desarrollo humano y social a largo plazo, y el descarte de actividades económicas alternativas y sustentables, entre otros".

Por otro lado, las agrupaciones indican que "el proceso se ha planteado como un espacio cerrado solo accesible a través de invitaciones y sin claridad sobre quiénes están siendo incluidos o cómo se involucrará y responderá a las preocupaciones de comunidades rurales apartadas y de las comarcas indígenas, que serían las más impactadas de manera directa".