Temas Especiales

25 de Jun de 2021

Nacional

Las relaciones de Rabello con prominentes figuras del PRD

El colaborador de la fiscalía, André Rabello, superintendente de Odebrecht en Panamá, narra sus encuentros con figuras del gobierno de Martín Torrijos como Hugo Torrijos, Benjamín Colamarco, Ubaldino Real, Samuel Lewis y Rod Díaz, este último un destacado líder de la juventud del Partido Revolucionario Democrático, a quien identifica como gerente de una empresa vinculada a pagos de la constructora

Las relaciones de Rabello con prominentes figuras del PRD

El representante de Odebrecht en Panamá, André Rabello, narra a la Fiscalía Especial Anticorrupcíón las relaciones que sostuvo con diversas figuras del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD) cuando la constructora obtuvo la concesión de la autopista Panamá-Colón que estaba en posesión de la mexicana Pycsa. En esta entrega, Rabello afirma que el abogado Hugo Torrijos lo conectó con Pycsa y le proporcionó el nombre de varias empresas offshore a las que Rabello debía transferir el supuesto pago millonario en concepto de honorarios. La Fiscalía Especial Anticorrupción, en un intento por conocer las derivaciones de estos pagos, indaga a Rabello sobre el jurista, a pesar de que para la fecha en que se realizó la ampliación de la colaboración eficaz, Torrijos tenía 9 años de haber fallecido.

Continúa la entrevista fechada el 19 de marzo de 2019 en la que participaron la entonces fiscal especial Anticorrupción Zuleyka Moore, y una procuradora, de la que no se especifica el nombre.

ZM: ¿Usted logró identificar con los nombres esas referencias con el beneficiario final Mundial de Valores?

AR: Sí. Yo mandé a buscar Logaro y Loly. Ellos me dieron eso. Existe hoy una burocracia enorme al pedir información al Drousys porque están todos los ministerios públicos pidiendo al mismo tiempo la información, principalmente Brasil, que es el que más pide. Entonces existe una cantidad limitada de personas y uno no logra a veces las informaciones cuando uno llega. Me entregaron ayer esto a las 7:00 p.m. Yo lo pedí en realidad para entender también. Entonces llamé a nuestro abogado en Panamá, Joao Horst. Él me dijo: ellas tienen todas las informaciones, ya están con ellos desde el año pasado. Pregunté si él sabía y me dijo que no tenía información, y pregunté a esas personas y me informaron que eso podría ser una subcuenta o cuenta clave o enumerada. Yo lo estoy diciendo en portugués, no recuerdo cómo es en español, eso tiene un nombre, sé que ellas están entendiendo. Es como si fuera una cuenta enumerada.

ZM: En español es cuenta cifrada...

AR: Entonces, o es eso, una subcuenta o una cuenta cifrada o es realmente una empresa que está debajo de Mundial de Valores. Por lo tanto, eso puede haber venido de la misma orden de pago. Eso puede haber aparecido allí de dos formas, o cuando él paso la orden de pago, hizo la división, solo que yo debería recordarme un poco más y no lo recuerdo. Porque hay dos pagos realizados el mismo día con referencias diferentes. Ahora, eso también puede haber sido interno de Mundial de Valores. Para eso haber sido interno, es porque tendría que existir una persona de más peso, un gerente de confianza que tenga esas informaciones de Logaro y Villa Loly, de esas cuentas, ok, y en la propia conversa interna va a llegar el monto, porque en aquella época no existía Drousys, no había esa comunicación. La comunicación era realizada de otra forma que no sé explicar cuál era. Para eso, el DOE, u Olivio o Luiz Soares que son colaboradores de ustedes también, tal vez puedan explicarles cómo se comunicaban en aquella época. Ellos llegaban y decían, mire va a llegar 336 mil, envíe tanto para aquí y tanto para allá. O ya fue pasado de esa forma, yo no logro recordar, pero es raro eso. ¿Por qué él iba a repartirlo de esa manera? Iba a darlo en dos cuentas. Yo no recuerdo, no logro recordar esa repartición, por lo menos siendo hecha a través de la orden de pago y para eso él tendría que estar encontrándome todas las veces que fuera a emitir una orden para decir cuánto le iba a poner a una o cuánto para la otra.

Hay una cosa que ustedes tal vez podrían hacer que puede ayudar, si la proporción es la misma. No sé si entendieron, o sea si todas las veces que salían los pagos juntos, el mismo día si salían juntos y si era en la misma proporción. Por ejemplo, 70% para uno y 30% para otro. Todo eso ayuda a aclarar mejor la situación. Pero no sé decir exactamente qué está por detrás de Villa Loly o Logaro. Por lo que me dijeron, el mismo Gigolino, Olivio, por lo que sabemos, podría ayudar a aclarar o al menos con seguridad, el responsable de esa institución financiera de recibir esos montos, lo que voy a adelantarles un poquito, que descubrí después en una de las preguntas.

“Yo creo que Hugo Torrijos me facilitó un poco fue el contacto con Ubaldino Real, y que ahí en algunos momentos él llamaba y decía: 'Mira, yo estoy aquí, el director de la empresa quiere encontrarte'”.

ZM: Sobre ese porcentaje que decía usted, ¿quién definía eso?

AR: Ok, Mire, yo no sé si eso existe. Yo dije fiscal, yo no sé si es una cosa que podrían averiguar. Yo podría averiguar con más tiempo, yo podría hacerlo. Si hay tiempo puedo pedir los documentos a Joao que debe tenerlos para saber si hay alguna proporción. Pero lo que dije es que ustedes logran adelantar esto también, si hay alguna proporción. Fueron pagados en el mismo día como está en este ejemplo. Aquí en este ejemplo, nosotros tenemos el mismo día, ¿ok? Es averiguar si todos los pagos de Mundial de Valores fueron realizados repartidos el mismo día a esas dos empresas, y si es así, si hay una proporción.

El segundo tema es si esto era una comunicación interna entre, por ejemplo Olivio, y... No era de Luiz Soares, eso estoy seguro, pero podría ser de Olivio con el banco remitente o la persona que brindaba el servicio, porque yo también desconozco cómo era el proceso interno del DOE, nosotros no conocemos entender alguna cosita más ahorita, después de 2016, pero si era en la comunicación entre el proveedor de servicios de Olivio y el banco receptor, o la empresa receptora Mundial de Valores, que ellos hacían la repartición. Yo puedo intentar hacer esto si ustedes permiten hablando con Joao y con la abogada de él. Si quieren yo puedo avanzar a entender un poco mejor de esto. Yo no lo hice, porque no tuve tiempo en realidad, como les dije, recibí esto ayer para hoy. Pero si quieren yo puedo avanzar a entender un poco más para entender mejor este proceso.

En la imagen, el salsero panameño Rubén Blades.

Rubén Blades dice que Bukele lucha contra un sistema corrupto como el de Panamá

Lee más

Procuradora: ¿Bajo qué circunstancias conoció a Gabriel González?

AR: Mira, yo creo que puedo responder las preguntas 17, 18 y 19 de una sola vez porque, estudiando aquí, vi que ellas más o menos están relacionadas, dicen lo siguiente ¿Bajo qué circunstancias conoció a Rodrigo Díaz Paredes? ¿En cuántas oportunidades se reunión con González y Díaz, por qué?

Mira, yo no conozco o no recuerdo de ninguna manera a este señor Gabriel González que está relacionado con Rodrigo Díaz. Abajo hay una pregunta que dice, ¿cuándo se reunió con los dos a la vez? El único Gabriel González que yo conocí no creo que tenga que ver con este señor Rodrigo Díaz, que es un señor que se llama Gabriel González Ruiz de IGRA, que es otro bufete de abogados. Pero ese Gabriel González Ruiz lo conocí hace poco, en 2015-16 negociando la hidroeléctrica de Changuinola. Yo creo que no es la misma persona a quien ustedes se refieren. Pues una persona no tiene nada que ver con la otra, que yo sepa. Es mi percepción.

ZM: La (pregunta) 17, ¿usted dice que no conoció a Gabriel González?

AR: Digo, yo conocí a un Gabriel González, que fue Gabriel González Ruiz. Que no me parece que tenga relación con ese señor. Y a Gabriel González lo conocí, que recuerde... Yo no recuerdo haber conocido a otro Gabriel González, la mejor respuesta sería esa.

Con quien me reuní en 2015 fue con Ruiz. A Rodrigo Díaz sí lo conocí, estuve con él algunas veces. Quien se llamaba Ro Díaz. Rodrigo Díaz era una persona considerada un destaque en el partido PRD juvenil, algo así. Él tenía una posición de liderazgo en el partido. Y por lo tanto, él siempre estaba acompañando al personal del gobierno en obras, algunas veces estuvimos juntos en eventos, pero siempre como empresario. Por lo que me consta, él no tenía –como Hugo que tampoco sé– ningún cargo público que yo sepa.

“El dueño de Pycsa es una persona tesa, muy difícil, todo el mundo lo decía. Me tomó, solo para poder aproximarme a él y tener conversa yo mismo llamándolo para hablar, me tomó meses lograr eso, pero eso fue al inicio”

Pero recientemente, después de todas estas situaciones de ver en las redes sociales, delaciones, investigaciones, todo anda por las redes sociales, yo vine a saber que él era gerente o fue gerente de Mundial de Valores. Es lo que me consta. Pero eso solo lo vine a saber hace poco tiempo, que recuerde, es eso. Bueno González y Díaz no recuerdo de haber tenido ninguna reunión con esas dos personas juntas. Y la relación de Villa Loly y Logaro creo que la respondí anteriormente que era de la investigación que hice, pues no recordaba que eso existía, vino como una referencia de Mundial de Valores, puede ser una subcuenta o algo así.

Contraloría investiga

Lotería de Panamá, en el ojo del huracán por supuestos cobros ilegales

Lee más

ZM: ¿Con Rodrigo Díaz, recuerda haber tenido alguna reunión?

AR: Yo no recuerdo sinceramente, no recuerdo de los dos juntos, pero siempre lo veía con personas del gobierno.

Procuradora: ¿Conoció a Ubaldino Real, Samuel Lewis y Benjamín Colamarco? ¿En cuántas oportunidades se reunió con estos y bajo qué circunstancias?

AR: Si los conocí a los tres. Ubaldino Real fue ministro de la Presidencia de 2004 hasta el año de, no recuerdo muy bien, vamos a dejar eso bien claro, pero de 2004 a finales de 2006/07. Yo no recuerdo realmente hasta cuándo fue ministro. Él no terminó el gobierno. Creo que él discutió con el grupo político o alguien discutió con él... los ministros, algo así, no lo aceptaban bien... él salió del gobierno, él renunció, no sé bien, o lo dimitieron, no recuerdo. Estuve con él algunas veces. Él, como el todo, era ministro de la Presidencia... aquí es diferente, es como si fuera “casa civil”, ¿cierto? Más o menos eso, creo que es así, no sé.

Pero bueno, es un poco diferente. Entonces él llevaba mucho las prioridades del presidente porque, como todo ministro, se encargaba de la reunión de los ministros, o Consejo de Gabinete, que en Panamá se llama así.

Entonces él supo muy probablemente por Hugo Torrijos, no sé decirle, en verdad no recuerdo, o si fue por otro abogado o por quién fue, que nosotros estábamos iniciando una negociación con uno de los proyectos que él consideraba más importantes para el país, nosotros tenemos aún la concesión allá. Entonces, él quería saber cómo nosotros estábamos para la previsión, no sé, para prestarle cuentas a alguien, a algún ministro, yo no sé qué era.

Yo estuve con él unas tres o cuatro veces, o un poco más, allá en el Palacio, quizás un poco más y también en varios eventos que ocurrían, él siempre estaba. Al punto de, incluso, llevarme como dos veces, como invitado, al Consejo de Gabinete para presentar el proyecto. En algún momento, como dos veces, yo estuve como invitado porque él pidió que yo lo presentara y yo siempre miraba la presentación antes. Yo no recuerdo si todos fueron de la autopista, si tuvo de alguno otro, no recuerdo. Pero estuve como dos veces invitado por él.

Samuel Lewis, él era vicepresidente y tenía el cargo de canciller. Siempre estaba en el círculo de los principales eventos que estábamos. Eventos políticos, visitas de obras, y en la autopista, una concesión importante para el país.

Hubo un momento en el cual él pensó en ser presidente o candidato. Él hacía parte del grupo político. Estuve con él también en una fecha cuando hubo una visita de un ministro brasileño, no recuerdo exactamente el nombre, pero era responsable por el BNDES e iba a visitar el país. Yo estuve reunido con él unas dos o tres veces para ver si él podía ayudar a que Panamá se interesara en obtener un financiamiento del BNDES para algunos de nuestros proyectos.

Entonces tuvimos algunas reuniones, una o dos, junto con él, pero eso se terminó porque no resultó, no se hizo financiamiento entre BNDES y Panamá. Nunca se hizo.

Panamá, haciendo un paréntesis, tiene una zona bancaria muy importante.

Es un país que tiene mucha liquidez, y los financiamientos son muy competitivos, mucho más competitivos que cualquier financiamiento del BNDES.

Yo recuerdo que siempre sacábamos la cuenta para ver si podía llevar el BNDES, pero siempre estaban 10% más caro, por lo menos. El costo final del financiamiento siempre era 10% más que cualquier financiamiento que yo conseguía en la zona bancaria del país con bancos internacionales instalados en la zona bancaria. Por eso nunca resultó, nunca siguió adelante. Nosotros lo intentamos por alguna razón, siempre existía buena voluntad, pero no ocurrió.

También tuvimos reuniones aquí en Brasil. Estoy aún hablando de Samuel Lewis, porque Panamá estuvo aquí unas dos veces, en aquella época reunidos aquí en Sao Paulo en visitas de gobierno a gobierno.

Él vino, estuvieron en FIESP, estuvieron en reuniones de gobierno y siempre eran invitados empresarios brasileños y panameños. Venían es esas visitas que siempre se realizan. La delegación panameña y la brasileña que tenía interés. En aquella época yo estaba instalado allá y venía para acá justamente para mirar qué estaba dando y quiénes eran los otros brasileños que tenían interés en el país.

Que_es_la_Concertacion_y_como_quedo_envuelta_en_los_cambios_a_la_Constitucion-0

Reformas a la constitución panameña podrían coincidir con comicios del 2024

Lee más

ZM: Usted en el caso de Samuel Lewis dijo que solo lo veía en esos eventos generales donde iban empresarios, ¿nunca se reunió con Lewis por un tema específico?

AR: No recuerdo, puede ser hasta que haya pasado por alguna cosa... No. Sí hubo, como les dije reunión preparatoria para esa visita que Brasil hizo a Panamá. Yo estuve con él algunas veces viendo eso. Él fue quien ayudó a organizar eso. Pudo haber existido una u otra reunión más. Yo no logro, me perdonan, recordar todo pues eso fue hace más de 12 años. Pero deben haber existido otras reuniones. Él era una persona muy activa en el gobierno.

ZM: ¿No se reunió con él fuera de esa relación de trabajo?

AR: No recuerdo, no logro recordar. Es posible que haya pasado porque Panamá es pequeño, todo el mundo se encuentra, uno va a los mismos restaurantes, las mismas fiestas. Es una ciudad de un millón de habitantes, entonces uno va a los mismos restaurantes y fiestas. Yo fui invitado a una fiesta de cumpleaños y él estaba allá, por ejemplo, pero no era una reunión de trabajo, eran eventos sociales. Seguramente me encontré con él algunas veces.

Colamarco fue ministro de Obras Públicas de un periodo también. Él no fue durante todo el tiempo 2004 al 2009. No recuerdo cuándo él asumió ese puesto. Es posible que haya sido a finales de 2006 o inicios de 2007. Tanto es que ese tema de la autopista empezó con otro ministro y finalizó con Colamarco. Pero inició con el ministro anterior, quien después pasó a ser ministro de Economía.

Y aquí es importante que yo aproveche y aclare lo siguiente, ¿cuál era el rol del Ministerio de Obras (MOP) públicas en la concesión?, después continúo con lo demás, ¿ok? El rol del MOP es la autoridad otorgante. El MOP es la autoridad otorgante del Gobierno de Panamá en la concesión. ¿Qué significa eso? Veamos, mis pagos... los pagos realizados por la obra, por la ampliación de la obra, no eran realizados por el gobierno, sino por nosotros mismos. O sea, teníamos una concesionaria que se llamaba CMC que agarró el financiamiento. Ese financiamiento entra en el fideicomiso regulado por un agente bancario privado. Todas las mediciones iban a ese fideicomiso y era quien autoriza ba nuestros pagos. Entonces, ¿qué hacía el MOP dentro de la obra? Número 1, fiscalizaba si la obra estaba siendo construida de conformidad con las normas panameñas. Dos, si estaba siendo construida según los proyectos de ingeniería propuestos. Y en eso, si ocurriera alguna modificación del proyecto tendría que ser aprobado por el MOP. Tres, fiscalizaba el avance de las obras para verificar si estaba siendo hecho en el plazo acordado. Cuatro, fiscalizaba la calidad de obra. ¿Por qué? Porque ellos tenían que tener un tipo de herramienta en mano, para que donde algo no estuviese saliendo según lo propuesto, siendo en ingeniería, cantidad, calidad, ellos podrían frenar el pago aunque no salía del gobierno, el pago salía del fideicomiso.

“El único Gabriel González que yo conocí no creo que tenga que ver con este señor Rodrigo Díaz, que es un señor que se llama Gabriel González Ruiz de IGRA, que es otro bufete de abogados. Pero ese Gabriel González Ruiz lo conocí hace poco, en 2015-16 negociando la hidroeléctrica de Changuinola”

¿Pero por qué eso? Porque en algún momento, si no me equivoco son 25 años, la obra regresa al gobierno. Entonces, si por ejemplo, también paré en la línea de negociación, si por ejemplo, la obra tuviera una cantidad más grande, presentara cambios de proyectos, nosotros tendríamos que reivindicar a ella, a la misma autoridad otorgante para compensar ese aumento de gastos, un plazo más amplio, o digamos otro tipo de liberación de concesión, tipo de otra rama, otra cosa que aumentara los flujos o por el tiempo o por entrada y salida a la concesión para recuperar el monto total recuperable que la empresa se puso a disposición. Entonces veamos, en realidad, aunque nosotros tengamos derechos, hasta hoy eso nunca se hizo, nunca se ha pedido una extensión del plazo, nunca se ha pedido ninguna clase de beneficio de plazo para aumentar el flujo a esa concesión.

A Benjamín Colamarco lo conocí cuando asumió el cargo, no recuerdo exactamente, creo que la obra estaba finalizando, la concesión estaba finalizando los acuerdos entre Pycsa y ... ah, otra cosa, el gobierno tenía que autorizar la transferencia, tenía que hacer la evaluación si la empresa tenía condiciones técnicas de cumplir con los requisitos de la concesión. Era un deber que el MOP tenía que hacer. Pertenecía a una empresa mexicana, Pycsa, tenía que ver si la otra empresa era idónea para cumplir con los requisitos técnicos de la concesión.

Entonces vean, Colamarco participó creo ya en el final, ya tenía la mayor parte del... yo ya debía tener algo como un año negociando eso, tomó bastante tiempo por varias razones, primero era toda la concesión, entonces el dueño de Pycsa quería un valor absurdo que la empresa no quiso pagar. Después saltamos a Panamá-Colón, que tenía 14 km hechos, la empresa también... lo que él quería, la empresa se negó a pagar, pero eso fue gastando meses hasta que nosotros nos quedamos solo con la parte de Greenfield, o sea la parte que no tenía ninguna clase de inversión realizada por él, que él decía que no daría retorno financiero, que tenía problema del accidente, que al final era un problema financiero que veíamos como de la propia empresa en la época, de Pycsa, entonces terminó negociando la parte Greenfield donde no se pagó nada a no ser el fee (honorarios) de los abogados. Porque no había ninguna inversión, completamente nula la inversión.

Las reuniones con Benjamín Colamarco fueron un número mucho más grande que la de los demás. Claro, porque él era el cliente, siempre estuvo en la obra. Nosotros después ganamos otro proyecto en su gestión, que fue el de la cinta costera, entonces fueron varias reuniones.

Por lo general eran reuniones cuando existían problemas más graves que entonces yo le pedía que interfiriera para ser más rápido en... sino no iría lograr entregar la obra, tenía que explicar eso.

O eso se resuelve de una forma más rápida o yo no tengo cómo entregar el proyecto en el plazo contratado. Algunas veces hacía visitas a las obras, siempre las estaba visitando. Él tenía varios proyectos, pero creo que el más importante era el Panamá-Colón, de gran magnitud. Era eso, reuniones de trabajo. Con él no recuerdo haber tenido ninguna otra reunión, ni social, no recuerdo.

ZM: ¿Tenía que ver la facilidad que usted tenía en hablar con Hugo Torrijos lo que le facilitaba esos proyectos?

AR: Ok, déjeme explicarlo. Al inicio de la autopista el ministro era Carlos Vallarino y no tenía nada que ver, yo simplemente concerté una cita de mi iniciativa y el ministro quien inició la negociación, era otro ministro, no era él. Yo creo que Hugo Torrijos me facilitó un poco fue el contacto con Ubaldino Real, y que ahí en algunos momentos él llamaba y decía: “Mira, yo estoy aquí, el director de la empresa quiere encontrarte”. Entonces eso tal vez haya ocurrido, no recuerdo bien, pero yo recuerdo eso y después también de una reunión más grande que hubo donde estaba Colamarco a finales de la negociación, donde Pycsa, que entiendo es como normal, la empresa privada no va a decir te voy a pagar eso, lo voy aceptar. Por lo tanto, es natural en el proceso de negociación de una concesión, compra de una concesión es normal que sea así. Son negociaciones difíciles.

El dueño de Pycsa es una persona tesa, muy difícil, todo el mundo lo decía. Me tomó, solo para poder aproximarme a él y tener conversa yo mismo llamándolo para hablar, me tomó meses lograr eso, pero eso fue al inicio. Después era algo corriente, fiscal, yo llamaba y sacaba cita. Ellos tenían el interés que todos querían que la obra se ejecutara. Era una inversión, no era una obra que teóricamente iba a ser, que el gobierno iba a llegar y poner el dinero, era una inversión, todos querían que la obra se desarrollara, que el proyecto iba a hacer crecer el país, y eso es una cosa que nadie puede negar.

ZM: Especialmente con Ubaldino fue a través de ...

AR: Fue más por los abogados, creo que tuvo un primer acercamiento con él, los demás no, creo que Ubaldino llamó, concretó la reunión con el ministro, no recuerdo quién era. Carlos Vallarino no, pues yo fui de mi propia iniciativa.

ZM: ¿Samuel Lewis?

AR: No, con Samuel Lewis no recuerdo. No recuerdo si Hugo Torrijos, no él no. Ahí ya fue con Ubaldino, él fue quien me ayudó bien al inicio a concertar reuniones. Pero miren, eso es un proceso. Ustedes conocen Panamá mucho mejor que yo, un país chiquito, uno va a un restaurante y ahí está todo el mundo. En esa época era la Casa del Marisco. Si usted va allá y pregunta por Andrés Rabello hasta la fecha, estoy seguro se van a acordar de mí, pues yo siempre iba por allá. Yo no soy una persona, creo que usted ya me conoce con el tiempo, tímida. ¿Usted cree que yo soy tímido? Yo no soy tímido. Entonces soy una persona extrovertida, cosa que, dentro del proceso, dentro de mis obligaciones.

Siempre me relacioné con empresarios locales, como dije al inicio, ellos me ayudaron a promoverme dentro del poder público, del poder otorgante. Por ejemplo, había una persona, un empresario, nosotros conversábamos y me decía, viene el cumple de mi hija, ahí va a estar el presidente, el vice, va a estar fulano, te voy a invitar para que tengas oportunidad. Panamá tiene mucho esa cultura de intercambio de favores, tú me ayudas ahorita, después yo te ayudo.

¿Entendió? Existe mucho esa cultura. Entonces yo, por características propias y esa facilidad que ustedes entendieron, yo supe siempre estar muy bien rodeado por esos empresarios que me ayudaron a promoverme junto al poder económico y político. Es como ya dije, siempre estuve allí, y me decían viene el evento tal, te voy a invitar. Ya te lo dije... Quedaba eso como un intercambio de favores, entre empresarios. Viene un evento de la televisora tal, te voy a invitar, va a estar fulano.

ZM: ¿Y usted siempre iba?

AR: Yo me aparecía y conversaba. Es un aprendizaje, entiende. Ese periodo fue un aprendizaje para entender lo que era, lo que no era, y cómo era que funcionaba la cultura del lugar.

Procuradora: ¿Mediaron órdenes de pagos para Ubaldino Real, Samuel Lewis y Benjamín Colamarco?

AR: Yo no medié pagos para esos nombres, incluso hice la búsqueda en el Drousys con el nombre de esas personas, porque podría, ya que en esa época yo no era el único, podía esa solicitud haber sido realizada por otra persona, y para asegurarme lo hice, puse el nombre en las búsquedas en el Drousys y no apareció nada. Ya que en aquella época yo no era el único director.

No se pierda mañana la última entrega: contradicciones entre Carlos Ho y André Rabello