26 de Sep de 2021

Nacional

Panamá persigue al crimen organizado en temas ambientales

Panamá creó una oficina de inteligencia policial para perseguir al “crimen organizado que ha incursionado en los ámbitos ambientales lavando dinero” y para frenar el contrabando de especies, afirmó a EFE el ministro de Ambiente, Milciades Concepción.

Panamá persigue al crimen organizado en temas ambientales
El ministro de Ambiente, Milciades ConcepciónEFE

Panamá creó una oficina de inteligencia policial para perseguir al “crimen organizado que ha incursionado en los ámbitos ambientales lavando dinero” y para frenar el contrabando de especies, afirmó a EFE el ministro de Ambiente, Milciades Concepción.

Esta Oficina de Inteligencia Policial Ambiental, inédita en el país centroamericano, se creó a través de la Policía Nacional y “está dando muchos resultados”, aseguró el titular del Ministerio de Ambiente (Miambiente).

“Esas redes las estamos desmontando (...) inclusive tenían tentáculos dentro del Ministerio de Ambiente y otras instituciones. Esos malos funcionarios, o la gran mayoría de ellos, quizá haya algunos ocultos, pero los vamos a descubrir porque ya tenemos toda una estructura de inteligencia policial y administrativa detrás de ellos”, dijo Concepción.

Panamá es un país de bosques: el 65% de su territorio está formado por estos ecosistemas y el 75% de sus suelos tiene una vocación forestal. Y libra una ardua batalla contra la deforestación, que es una de las consecuencias de su pobre cultura ambiental.

“El país lo que necesita es más educación ambiental”, afirmó el ministro, al tiempo que calificó este asunto como el mayor reto en la materia que enfrenta el país centroamericano, de poco más de 75,500 kilómetros cuadrados y 4,28 millones de habitantes.

Los otros dos desafíos relevantes de Panamá en materia ambiental son reducir la deforestación y consolidar un ordenamiento territorial ambiental en el cual el suelo se use de acuerdo con su vocación, ambos asuntos estrechamente vinculados con la educación.

“Un país educado ambientalmente va a proteger sus recursos naturales. Eso lo hemos visto en otros países con mayor nivel de cultura ambiental. Salgamos a la calle, con la basura aquí, en la esquina, nos damos cuenta de que nos falta educación ambiental en todos los sentidos”, expresó el ministro.

La pandemia de la covid-19, que desde marzo de 2020 mantiene a la gran mayoría de los estudiantes de Panamá recibiendo educación no presencial, trastocó los planes de Concepción de reestructurar, junto con el Ministerio de Educación, los planes de estudio “para hacer una verdadera educación ambiental que esté inmersa en todas las materias” académicas y a todos los niveles.

Un país verde amenazado por la deforestación

Con el apoyo de las comunidades, de la empresa privada y de otros entes estatales, el Ministerio de Ambiente libra una batalla contra “una cultura de deforestar para ampliar la frontera agropecuaria y también para el aprovechamiento forestal o vender madera”, explicó Concepción.

“Con esta alianza estamos reduciendo la deforestación, a tal punto que cuando se sobrevuela la geografía de nuestro país todavía encontramos deforestación, pero mucho menos que en períodos anteriores”, aseguró el ministro.