06 de Dic de 2022

Nacional

Tito Rodríguez: 'Hay diferencias políticas con Pancho Alemán, pero no puedo decir que es mi enemigo'.

El diputado del Partido Molirena dijo que ´los supuestos escándalos de corrupción que envuelven al presidente del colectivo, Francisco Alemán están causando un daño político

Tito Rodríguez: 'Hay diferencias políticas con Pancho Alemán, pero no puedo decir que es mi enemigo'.
Tito Rodríguez, diputado del circuito 8-9, electo para el periodo 2019-2024.Archivo | La Estrella

La pelea de “los gallos” por el control del Partido Movimiento Liberal Republicano (Molirena) recrudece. Tito Rodríguez, diputado y exvicepresidente de la Asamblea Nacional de Panamá, está seguro de ganarle la presidencia a su copartidario, Francisco (Pancho) Alemán.

En una conversación para 'Jueves de entrevista' de La Estrella de Panamá, Rodríguez confesó sus diferencias políticas con su compañero y colega. “No ha hecho bien el trabajo”, advirtió. Las denuncias de corrupción y malos manejos en la Lotería Nacional de Panamá le han hecho mucho daño al colectivo, concretó el diputado.

Alemán, electo presidente de los “gallos” para el periodo 2017-2022, ha sido señalado por supuestamente integrar una red de corrupción en la Lotería Nacional de Panamá. Alemán lo niega todo.

“Sería saludable para el Molirena que las investigaciones (que adelanta el Ministerio Público se den a fondo, que se investigue hasta las últimas consecuencias. Y si es culpable (Pancho Alemán) o no que el pueblo panameño lo conozca. La estabilidad política en el Molirena no es buena por las cosas que han pasado”, admitió Rodríguez.

¿Se mantendrá la alianza Molirena y Partido Revolucionario Democrático (PRD) hasta 2024?

Puedo asegurarte que nos vamos a mantener en alianza hasta 2023. Pero eso está por verse para 2024, porque no sabemos quiénes van a ser los candidatos. Acuérdate que tenemos una crisis sanitaria, que no sabemos si vamos a estar. A mí no me gustaría acelerarme a pensar en una próxima alianza. Lo cierto es que para el quinquenio 2019-2024 nos mantendremos como equipo, tratando de aportar lo necesario para que el presidente (Laurentino Cortizo) pueda desarrollar su plan de trabajo, sabiendo que hemos tenido un problema económico. Yo, todavía le doy los méritos al Presidente porque él puede recuperar la economía del país, sobre todo, buscar los empleos, que se necesitan para que los panameños puedan trabajar y atender sus necesidades. No hay ningún problema con la alianza.

¿A quién ha beneficiado la alianza del Partido Molirena y el PRD?

Los beneficios hay que verlos. Una de las cosas que buscas como partido es tratar que parte de tu equipo pueda entrar a la estructura gubernamental. Esta es una exigencia política. Tenemos líderes, exdirigentes y excandidatos que trabajaron a nivel nacional, que a la fecha no han sido nombrados. Entendemos perfectamente que no podemos seguir abultando la planilla estatal porque no tenemos una crisis económica y sanitaria, pero nos mantenemos en espera de que las cosas puedan cambiar en estos dos años que hacen falta.

Además, de la dirección de la Lotería Nacional, ¿qué otros puestos tienen?

El arreglo que hizo Pancho (Francisco) Alemán era que el Ministerio de Gobierno (Mingob), la Lotería Nacional y la Gobernación de Panamá eran para el Molirena. Perdimos el Mingob porque se escaparon detenidos. Entonces, reemplazaron a (Carlos) Romero y perdimos el puesto. No se nos dio la oportunidad de presentar otro candidato. Y, de verdad, no me gustó eso porque creo que si somos alianza deberíamos tener otra oportunidad, al menos que el daño fuera muy grande. Esto ha pasado en otros gobiernos y el ministro se mantiene.

Después en una conversación cercana con el Presidente nos hicieron entender que el ministro no dio la batalla. Por eso nos quedamos sin el Mingob. Posteriormente, tenemos problemas con la gobernación y nos las quitan por problemas jurídicos. Actualmente, nos quedamos con la vicegobernación que es una estructura dentro de Panamá Norte, de una Molirena de muchos años. Y, la Lotería Nacional, que la maneja el presidente del partido, Pancho Alemán.

¿Las investigaciones que se han hecho por supuestos malos manejos en la Lotería han sido profundas o faltan más?

Creo que hacen falta cosas por investigar. Creo que el Procurador de la Nación (Javier Caraballo) no va dejar cabos sueltos. Yo pienso que en esos momentos, él (Caraballo) debe estar intentando que las investigaciones se hagan correctamente, sin hacer daño, porque hay que estar claro que los gobiernos son por cinco años. Sería saludable para el Molirena que las investigaciones sean profundas y que se investigue hasta las últimas consecuencias. Y si es culpable (Pancho Alemán) o no que el pueblo panameño lo conozca. La estabilidad política en el Molirena no es buena por las cosas que han pasado.

¿Por qué no es nada buena la estabilidad política?

La estabilidad política nacional, de todos los partidos políticos, porque tenemos una crisis. Yo, como diputado, en el circuito, he tratado de hacer lo imposible humanamente pero no alcanzamos para cumplir con tantas solicitudes que se dan, que se piden dentro del circuito. Y esto es un golpe a la clase política porque la gente piensa que nosotros somos los que podemos ayudarles. Ellos se acercan a nosotros y a veces se puede y otras no.

Y, ¿qué pasa cuando no se puede?

“Sería saludable para el Partido Molirena que las investigaciones (sobre supuestos malos manejos en la Lotería) sean profundas y que se investigue hasta las últimas consecuencias”.

El electorado se siente incómodo. Para la clase política no es lo mejor. Estamos en plena crisis. Hemos tratado de mejorar, pero lo que está pasando en estos momentos no es lo mejor.

Los diputados están para hacer leyes, no para responder las solicitudes de los electores.

Estamos claros, lo dice la Constitución, lo dice todo el mundo. El que ha leído sabe que nosotros somos para legislar, hacer leyes, fiscalizar: la Contraloría. Pero, lo cierto es que cuando nos ven en el circuito, la gente pide algo. Eso ha sido así por muchos años, es la burocracia de los partidos tradicionales. A mí me gustaría estar en la Asamblea Nacional de Panamá solo atendiendo mi rol como diputado, pero no se puede. Yo vivo en mi circuito, yo camino mi circuito y la gente se acerca y penosamente hay que darle algún tipo de respuesta. No hemos superado ese sistema burocrático de la política. Hay que apoyar en algo, la gente te busca y si no das respuesta se molestan contigo y te suben a las redes. Hay que ayudar a la gente para que no se ofenda y podamos avanzar.

¿Sigue peleando con Francisco Alemán?

Nunca he peleado con Francisco Alemán. Para mí, es una excelente persona. Yo he tenido conversaciones con él, por siete años era su manera derecha. Actualmente, soy el secretario general del partido. Últimamente, con las denuncias que se han conocido, se ha reunido un grupo de la directiva del Molirena, que no han estado de acuerdo con las denuncias que se vienen dando. Por eso, tomamos la decisión de respaldar al 20% de los convencionales del partido para formar un movimiento que se llama rescate Molirena. Las denuncias que se han dado, que no han sido buenas para el partido, para la clase político. Tenemos que ser claros en esto.

(Repite) No me he peleado con Francisco Alemán. Él sabe que soy una persona de diálogo, que siempre hemos conversado y que me gustaría seguir haciéndolo. Hay diferencias políticas. Pero como personas, no puedo decir que es mi enemigo. De hecho, yo voy al Pleno de la Asamblea Nacional de Panamá y lo saludo. Pero, en la parte política estamos de acuerdo que el que saca un voto más es el próximo presidente del partido.

¿Quiere tomarse el Molirena?

No, las diferencias políticas son por la cantidad de escándalos. Le he preguntado a Pancho (Alemán), que me ha dicho que todo lo que dicen es falso. Pero, no me parece casual, que cinco y siete personas salgan a denunciar lo mismo, que quieran irse hasta las últimas consecuencias, y que denuncien que se les ha violado sus derechos como trabajadoras. Yo, me atreví a decirle que si no arreglaba esto, haríamos un esfuerzo por cambiar la directiva y yo voy a tener que participar en contra suya para que el partido sea administrado como debe ser. Pero, Pancho Alemán no es mi enemigo. Lo veo como un político, al que respeto su trayectoria, que es de carrera política. Y, tiene mucho tiempo de ser diputado en San Miguelito. Yo, con eso no me quiero meter. Pero, como político, como presidente del Molirena, no estoy de acuerdo porque no lo ha hecho bien.

Y, ¿usted cree que tiene los votos para alcanzar la presidencia del Molirena?

Ya tenemos el 70% de los votos firmados y notariados de los convencionales. Hemos recorrido todas las provincias, solo me queda para el próximo sábado, Colón. Me faltan 10 convencionales. Y, de ellos, tenemos 8. El presidente actual no ha hecho el trabajo. Hay importantes secretarías que no están activadas y eso es parte de las molestias de los miembros. Tiene 5, 6,7 años de no ir a las provincias centrales. ¿O sea que del Puente de las Américas hacia al Interior no hay Molirena? Y, eso es parte de la discusión que tenemos y buscamos respaldar a estos convencionales para que se cambie la directiva y sean más participativos. Ahora mismo, los convencionales se sienten defraudados.

Estamos a la espera de que los magistrados se pronuncien sobre la solicitud de una convención de partido para escoger una nueva directiva. Estamos solicitando para el 16 de enero la convención ordinaria para elegir nuevos convencionales.

¿Qué opinión le merece la discusión de las reformas electorales?

Ayer, vi en las redes sociales, el comunicado del Tribunal Electoral. El quinquenio pasado participé en las reformas electorales un año. Yo conozco bastante sobre los temas electorales. Lamento que se hayan retirado de la mesa por las modificaciones que presentaron los diputados de la comisión. Hay que entender que difícilmente un proyecto que llega a la Asamblea queda igual. Nosotros somos diputados, somos para hacer leyes y hay que verificar todos los artículos uno y uno y someterlos a votación. Pienso que retirarse de la mesa no es lo mejor. Yo les haría una invitación a participar para que nos sentemos nuevamente para replantear y seguir discutiendo los bloques.

Lo que me sorprende es que cada quinquenio haya más de 300 artículos a discutir. Es un poco difícil de entender. Es decir, lo que se hizo el quinquenio pasado no sirve, hay que hacerlo todo nuevo. Yo puedo pensar que haya que cambiar 20 y 30 artículos porque en 5 años las cosas cambian, pero no 300. Yo pienso que eso se hace con doble intención tratar de hacerle un daño a la clase política. Nosotros como diputados, tenemos que analizar esto.

¿Debe continuar la discusión de las reformas sin el TE?

Nosotros somos autónomos. Ellos son invitados, pero si no vienen, nosotros seguimos discutiendo las reformas. Ellos participaron de la reforma. Luego nos entregaron el paquete. Y, son invitados, pero si los invitados no van, la fiesta sigue. Nosotros seguimos trabajando porque la discusión de los otros bloques hay que seguirla. Pero, si me gustaría que ellos regresaran y discutan el tema.