09 de Dic de 2021

Nacional

José 'Toto' Álvarez: 'Nosotros vamos con un candidato propio a la Presidencia de Panamá'

El presidente y fundador del Partido Alternativa Independiente Social (PAIS) conversa sobre los ideales y aspiraciones de la organización para alcanzar el poder político

José 'Toto' Álvarez: 'Nosotros vamos con un candidato propio a la Presidencia de Panamá'
José Alberto 'Toto' Álvarez, presidente del Partido Alternativa Independiente Social (PAIS)Redes Sociales

Hay una nueva estructura política partidista que se caracteriza por promover los valores de corte religioso, como el matrimonio entre el hombre y la mujer, y su oposición al aborto. Se trata del Partido Alternativa Independiente Social (PAIS), que es dirigido y fundado por el abogado José Alberto 'Toto' Álvarez.

PAIS, en contra de todos los pronósticos, busca llegar al poder con un candidato propio, con un discurso religioso que engancha a muchos, pero que en otros genera desconfianza.

En esta edición de “Jueves de Entrevista” con La Estrella de Panamá, Álvarez recalca nuevamente la posición que ha adoptado el colectivo sobre el matrimonio igualitario: “No vamos a permitir que adopten niños” y “estas aberraciones chocan con la moral cristiana de los panameños”. Y destaca su relación con el pastor evangélico, máximo jerarca de la Comunidad Misionera Hosanna, Edwin Álvarez. “Tenemos una gran amistad y es mi primo... Pero nunca va a ver a Edwin en los actos de PAIS. Él (pastor evangélico) se mantiene dentro de su ministerio”.

El abogado también expone los planes inmediatos del partido: la inscripción de 10 mil adherentes, como mínimo, en tres meses.

Otro de los temas importantes que abordamos en esta entrevista es el proceso de recolección de firmas para convocar a una asamblea constituyente paralela. Álvarez está convencido de que el método para alcanzar estos fines está condenado al fracaso, porque es un sueño conseguir en seis meses las firmas que se requieren para conformar 18 partidos políticos.

A casi dos años de la campaña electoral, ¿cómo está la agenda de PAIS?

Después de haber recibido formalmente las credenciales, la resolución que nos acredita como el octavo partido político, hemos entrado en la fase de cambios de la cuenta corriente de partido en formación a partido político. Es un punto necesario y obligatorio.

Después de ese cambio o esa nueva cuenta bancaria, el Tribunal Electoral nos autoriza a hacer nuevas inscripciones. Nosotros pensamos inscribir en los próximos tres meses (octubre, noviembre y diciembre). Nuestro estatuto establece que ciertos cargos son llenados por la convención nacional. Pero en la última convención no llenamos ni el directorio político ni comisión política ni CEN ni tribunal de honor y disciplina. Y pensamos hacerlo en enero o febrero, con una nueva membresía, porque también el nuevo estatuto establece que quienes aspiran a esos cargos deben ser miembros del partido.

¿Cuántas personas pretenden inscribir?

El reto son 10 mil personas. Nosotros queremos mantener el partido en aproximadamente 40 mil y 45 mil adherentes.

PAIS ha marcado un hito promoviendo el concepto de la familia formada entre un hombre y una mujer. ¿Con esta ideología buscan incidir en las elecciones de 2024?

PAIS se funda en tres pilares: combate frontal a la corrupción, sí a la constituyente y sí a la familia. Y dentro del concepto de sí a la familia, el matrimonio entre un hombre y una mujer. Lo demás son aberraciones contra natura. Si va a incidir o no el concepto, esto no dependerá de nosotros. La gente que nos conoce sabe que nosotros estamos en contra de eso que se denomina matrimonio igualitario. El matrimonio desde la concepción –y no solamente religioso sino legal, constitucional– es entre un hombre y una mujer. Nosotros no nos oponemos a las argumentaciones que ellos reclaman de darle un viso jurídico a esta relación, pero que se haga un contrato. Y que en ese contrato se reconozca que muerta una de las dos parejas, la otra puede heredar. Lo que no vamos a permitir –y por lo que vamos a luchar– es que esas parejas adopten niños. Este país no está preparado para eso.

Estas aberraciones que nos vienen de recetas exteriores chocan con la moral cristiana panameña.

PAIS es considerado como la irrupción de la política religiosa en Panamá. ¿Es cierto?

Vamos a recibir esos señalamientos porque es cierto que en el partido hay muchos miembros de la comunidad evangélica del país. Lo malo es que otros que no son miembros de PAIS votan por corruptos. Y la moral cristiana no acepta la corrupción, porque es una contradicción que una persona que practica la moral cristiana esté votando por corruptos. Eso no lo vemos bien. Y si eso va a incidir en las elecciones y las personas van a ver ahora que no pueden seguir votando por corruptos, bienvenido sea si llegamos a calar con ese mensaje.

Nosotros vamos a darle al país caras nuevas y sin colas de paja. Esa será la oferta para que los panameños por primera vez tengan una real alternativa de votar por gente que no está involucrada en ningún escándalo de corrupción.

“Si nosotros no logramos una candidatura presidencial, entonces estamos condenados a desaparecer porque la gente va a decir que somos más de lo mismo”

¿Cree que una sociedad que demanda soluciones racionales en lo público, estatal y científico necesita un gobierno relacionado con la iglesia?

Los corruptos y los malos han creado el ambiente en el que la política es del diablo... Nosotros estamos totalmente en desacuerdo con ese mensaje que recibimos de nuestro Papa, que es que si amas el dinero no te metas en política porque la política es servicio. Hay gente que no lo entiende; como dice otro estadista que el que paga para llegar, cuando llega roba porque quiere equiparar lo que ellos llaman inversión. En estos momentos somos el único partido que ofrece una alternativa totalmente diferente y por eso hemos dicho que nosotros vamos con candidato propio a la Presidencia. Ya estará en manos de los panameños, conociendo a los candidatos que vamos a presentar, si confían en ellos.

La premisa de los politólogos es que los partidos pequeños se van a ir en alianza. ¿Qué tan seguro está de que ustedes no harán lo mismo?

Esos politólogos ni siquiera han ganado una elección para saber si son de los que mandan en la casa. Si nosotros no logramos una candidatura presidencial, entonces estamos condenados a desaparecer porque la gente va a decir que somos más de lo mismo. Vamos a demostrar con nuestra candidatura presidencial propia que no somos más de lo mismo, que somos diferentes y que ofrecemos al país una alternativa distinta. Si es considerada con mucha moral cristiana, bienvenida sea, porque nosotros no nos ponemos en contra de que digan eso porque casualmente eso es lo que vamos a predicar. Yo soy un lector diario de la Biblia y allí está toda la enseñanza. Por eso es que a veces reclamo a mi iglesia que permita que los corruptos vayan a la misa, porque están pecando. Y a veces usted ve a muchos en las filas para comulgar, y están pecando.

¿Hay figuras dentro del partido para aspirar a una candidatura a la Presidencia?

Hay figuras dentro del partido. Casualmente cuando nos entregaron la resolución le dije a un periodista de este diario que tenemos un muy buen candidato, y cuyo apellido empieza por A, nació del otro lado del puente y tiene más de 50 años. Es un candidato triple A, de excelencia.

¿Deme el nombre?

No, todavía no.

¿Cómo se escoge a ese candidato?

Tenemos que esperar lo que decida la Asamblea Nacional de Panamá con respecto al Código Electoral. Ha habido una propuesta de que los partidos con menos de 100 mil adherentes no tienen que hacer primarias a nivel nacional, sino que a través de la convención pueden postularse los candidatos. Vamos a esperar que salga el código a ver si tenemos que hacer una primaria o una convención. Como somos un partido nuevo, necesitamos más tiempo para dedicar a predicar este mensaje a nivel nacional. Espero que nuestro candidato sea presentado al país en abril o mayo del próximo año, dos años antes de las elecciones para recorrer el país, para tratar de llegar a todos los hogares, caminando las veredas y calles.

Siendo gobierno la pretensión es nombrar a un procurador que no le tiemble la mano para meter en la cárcel a ningún corrupto. Allí comienza la señal del gobierno que queremos. Y el primer decreto de ese nuevo gobierno será la convocatoria a una asamblea nacional constituyente.

PAIS es un partido vinculado al jerarca evangélico Edwin Álvarez?

Edwin lleva mi apellido. Pero usted no tiene idea de la cantidad de Álvarez que hay en este país. Yo tengo una gran amistad y es mi primo (Edwin Álvarez) y venimos de una infancia en Tolé. Pero, usted nunca ha visto a Edwin en los actos de PAIS. Él se mantiene dentro de su ministerio. Y a mí me basta con que Edwin les diga a todos sus seguidores, miembros de la Comunidad Apostólica Hosanna, no voten por corruptos, no voten por corruptos.

PAIS hizo alianza con otros dos partidos para impulsar la constituyente. ¿Por qué no se ha logrado la receptividad que se requiere de la población?

Hay varios factores. La dificultad de hacer la inscripción con los celulares de alta gama. La gente no puede entrar y si entra en el tribunal a veces no hay personal para que conteste. Adicionalmente, a los problemas que tiene Cambio Democrático, que está en medio de una pelea interna y el panameñismo no lo he visto de lleno. Personalmente, yo voy a participar en todos los eventos y movimientos que sean necesarios para explicarle al país qué es una constituyente y la necesidad de la misma. Yo veo esto como un proceso de enseñanza.

Lo que pasa es que quieren una constituyente al margen de la Constitución, pero de los tres métodos para hacer una constituyente en este país, dos de ellos están condenados al fracaso. El de las firmas, en donde hay que conseguir el 20% del electorado, lo que conforma 18 partidos políticos. Eso es un sueño. El otro método es que la Asamblea con dos terceras partes de sus miembros convoque. Y la Asamblea no lo va hacer porque casualmente una nueva constitución pondría límites a esa Asamblea. Y el tercer método es de la convocatoria por la vía del Ejecutivo con mayoría simple de la Asamblea. Por eso es la necesidad de que todos los que estamos de acuerdo con la constituyente voten por nosotros. Nuestra voz en ese sentido tiene más credibilidad que la de los otros partidos.