Temas Especiales

07 de Feb de 2023

Nacional

Cae el consumo de combustibles durante el tercer trimestre de 2022

La demanda de gasolina y diésel en Panamá se ubicó en 164.2 millones de galones al tercer trimestre de 2022, una disminución de 1.8 millones frente a 2021

Cae el consumo de combustibles durante el tercer trimestre de 2022
El mayor consumo en el país se centra en el diésel bajo en azufre.Archivo | La Estrella de Panamá

En el último año, el consumo de combustibles líquidos cayó en Panamá. Factores como el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y la pérdida del poder adquisitivo por las medidas restrictivas de la covid-19, entre otros, provocaron que en el tercer trimestre de 2022 la demanda de gasolina y de diésel se situara en 164,2 millones de galones, es decir, 1,8 millón de galones menos en relación con el mismo período de 2021.

La cifra citada es del 'Informe de Ventas Mensuales para el Consumo Nacional', de la Secretaría Nacional de Energía (SNE), y muestra que de julio a septiembre del año pasado, cuando ya había avanzado el plan de vacunación contra la covid-19 y el Gobierno Nacional buscaba alivios para reactivar la economía, el consumo de gasolinas y de diésel fue de 166,0 millones de galones.

Al relacionar el consumo de combustibles al tercer trimestre de 2022 con el año prepandémico, 2019, la diferencia es de 11,9 millones de galones, un 6,8% del consumo, con 176,1 millones de galones de gasolinas y diésel.

El mayor consumo en el país se centra en el diésel bajo en azufre. El consumo de julio a septiembre de diésel fue de 83,7 millones galones, mientras que el de gasolina totalizó 80,4 millones de galones, subdividido en 58,5 millones galones para 95 octanos o súper y 21,8 millones de galones para 91 octanos o regular.

Con un parque vehicular que supera el 1,5 millón de carros de motor, Panamá es un importador 100% de los derivados del petróleo, lo que vulnera al mercado con la volatilidad o fluctuaciones del precio internacional de los commodities.

En 2019, el galón de combustible que se despachaba en las estaciones de servicio tenía un costo promedio de $2,95 para la gasolina de 95 octanos, unos $2,83 para el galón de 91 octanos y $2,62 para el diésel.

Nuevo precio

A partir del 18 de noviembre hasta el 2 de diciembre próximo rige el nuevo precio máximo para 18 regiones de Panamá. En las estaciones de servicio, los consumidores pagarán por el galón de gasolina sin plomo de 95 octanos o súper, $4,25; por el galón de gasolina sin plomo de 91 octanos, $3,94 o regular y, por el galón de diésel bajo en azufre $4,50.

Pese a que el precio de las gasolinas oscila entre $3,94 y $4,25 y el diésel $4,50, a partir del 18 de julio entra en vigencia un subsidio de $3,25 para el galón de los combustibles en Panamá. La iniciativa gubernamental corresponde a un sacrificio fiscal de $400 millones y su primera extensión terminará el próximo 15 de enero de 2023.

Inicialmente, el Gobierno Nacional aprobó $3,95 por galón, exclusivo para los transportistas colectivos y selectivos; no obstante, desde los primeros días de julio pasado varios grupos organizados en el país convocaron a protestas en contra del alza del precio del combustible, del control de precio de los alimentos, la educación, entre otros temas, llevando al presidente de la República, Laurentino Cortizo, a ampliar el beneficio a todos los consumidores y bajar la cifra del subsidio a $3,25, lo que a su vez originó que en la ciudad de Penonomé, provincia de Coclé, instalaran la mesa de diálogo nacional por Panamá.

En el país, el precio máximo, una medida que establece un “precio tope”, como se le conoció en sus inicios en septiembre de 2008, buscaba que cada 14 o 15 días el consumidor final pagara el precio justo o menos del galón de los combustibles. Lo anterior se debió a que para esas fechas, el precio del barril de West Texas Intermediate (WIT) alcanzó su histórico de $145,31. El mismo barril, el 18 de noviembre, cerró en $78,83 en la Bolsa de Nueva York, perdiendo $2,81 al día anterior.

Como un país 100% importador de los derivados del petróleo, Panamá analiza el comportamiento del WIT, así como las proyecciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Este regente de los máximos petroleros del mundo revisó a mediados de octubre su pronóstico de demanda global para 2022 y 2023. Según la organización, la demanda subirá este año 0,5 millones de barriles diarios (mbd) menos de lo estimado hasta ahora, mientras que para 2023, la revisión a la baja es de 0,36 mbd.

Con la estimación anterior, independientemente de la persistente presión inflacionaria en economías clave como Estados Unidos, Europa y China, la OPEP ubica la demanda global de 2022 en 99,67 mbd, un 2,7% más que el año pasado, al tiempo que para 2023 se prevén 102,02 mbd, un 2,35% más que este año.

En tanto, el Banco Mundial (BM) consideró el 26 de abril de 2022, que la guerra en Ucrania ha causado una gran conmoción en el comercio, la producción y el consumo, por lo que el elevado nivel de los precios que registran los alimentos y la energía se mantendrá hasta finales de 2024.

El organismo a través del informe Commodity Markets Outllook (Perspectiva de los mercados de productos básicos) destacó que el aumento de precio en energía en los últimos dos años es el más pronunciado desde 1973.

Mientras tanto, para el parque vehicular panameño con 1,51 millón de automóviles, donde el 70% (1,0 millón de vehículos) está registrado en la provincia de Panamá, el galón de gasolina promedia los $4,10, cuando el diésel supera los $4,50 hasta el próximo 2 de diciembre.