Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Política

Gómez en medio de fuego cruzado

PANAMÁ. En la pelea entre el gobierno y el Partido Revolucionario Democrático, la procuradora general de la Nación Ana Matilde Gómez, qu...

PANAMÁ. En la pelea entre el gobierno y el Partido Revolucionario Democrático, la procuradora general de la Nación Ana Matilde Gómez, quedará literalmente en el medio.

Hoy, cuando Mitchel Doens, secretario general del PRD junto a los demás miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) presenten formalmente ante el Ministerio Público, los documentos que sustenten sus acusaciones contra funcionarios del Gabinete de Martinelli, y el gobierno por su parte interponga una querella por calumnia e injuria, Gómez quedará convertida en un árbitro, en medio del conflicto.

Un papel que para algunos expertos resulta peligroso no sólo para la procuradora, que enfrenta un proceso legal en la Procuraduría de la Administración, sino también para el sistema de justicia panameño.

ARMA DE DOBLE FILO

Para el analista político, la posición de Gómez, en medio de la pugna entre el gobierno y la oposición podría ser beneficiosa al principio, pero a la hora de tomar una decisión, esa misma posición se convertiría en un arma de doble filo. “Si la decisión de Gómez favorece al gobierno, será mal vista por el PRD y si favorece al PRD, el gobierno podría acusarla. Es una posición muy difícil”.

Una situación, que según Pereira no le conviene al Ministerio Público, especialmente porque la institución ha sido blanco de duras críticas por la sociedad.

EL REJUEGO POLÍTICO

Sin embargo, para Rogelio Cruz, ex procurador de la Nación, el rejuego de los políticos de usar el Ministerio Público para presionar a sus adversarios afecta la imagen de la institución de justicia. “En medio de sus peleas políticas llevan temas que no son ni jurídicos ni penales, y como al final el caso debe terminar a favor de uno u otro, nunca quedaran conformes y quedará en entredicho el trabajo del Ministerio Público.

Cruz asegura que los políticos panameños ven al Ministerio Público como un tinglado y no se preocupan por el daño que le causan a la administración de justicia en Panamá. “Caer en la lengua de los políticos no les hace ni bien ni mal a los funcionarios del Ministerio Público”, señaló.

El ex procurador que aunque el gobierno presente la querella por caluminia e injuria contra Doens o cualquier otro miembro del PRD estará no será resuelta, hasta que las investigaciones que adelanta la fiscalía anticorrupción en torno a las declaraciones de Doens se concluyan.

El secretario general del PRD deberá presentarse hoy ante la Fiscalía anticorrupción para corroborar sus denuncias contra funcionarios del gobierno de Martinelli.