Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Política

Ceville esperará investigaciones

AAMÁ. A la espera de los resultados que emita el Ministerio Público en cuanto a la denuncia que interpuso por extorsión en grado de tent...

AAMÁ. A la espera de los resultados que emita el Ministerio Público en cuanto a la denuncia que interpuso por extorsión en grado de tentativa se encuentra el procurador de la Administración, Óscar Ceville.

‘Yo puse una denuncia por extorsión en grado de tentativa que se surte en el Ministerio Público, esperamos los resultados de esa investigación; por lo demás, no tengo comentarios adicionales que hacer sobre el tema’, expresó Ceville, quien ayer se presentó en la comisión legislativa de Presupuesto para sustentar la materia económica correspondiente a la Procuraduría de la Administración.

El funcionario aclaró que el asunto ‘está siendo sometido por las investigaciones que se llevan a cabo en el Ministerio Público’, toda vez que vivimos en un ‘Estado de Derecho’, donde existe la presunción de inocencia hasta que se compruebe lo contrario, razón por la cual prefirió no dar detalles del expediente que reposa en el Ministerio Público por reserva del sumario.

Sobre la condena que se le interpuso a la ex procuradora Ana Matilde Gómez, por un caso similar, y en cuanto a la petición de algunos sectores de la sociedad civil quienes han solicitado su renuncia, prefirió no opinar.

APEDE SE PRONUNCIA

La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE) expresó su preocupación por la reciente condena de la que ha sido objeto Ana Matilde Gómez, ‘porque ese resultado conlleva a una profundización de la percepción de que existe una crisis en la administración de justicia y en la institucionalidad en el país’.

El presidente de la APEDE, Francisco De Ycaza, consideró que independiente de la estricta legalidad o no de los procesos actuados en el caso de la procuradora, ‘existe una verdad insoslayable y ésta es que la imagen del país ha sido afectada negativamente’.

De allí, explicó, la importancia de que la actuación de los encargados de la administración de justicia esté apegada a las leyes.