Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Política

DESCOORDINACIÓN: Los problemas entre los altos mandos de seguridad

Como descoordinación, falta de comunicación entre las autoridades de seguridad, incompetencia e imprudencia han catalogado algunos ex di...

Como descoordinación, falta de comunicación entre las autoridades de seguridad, incompetencia e imprudencia han catalogado algunos ex directores de la PN las acciones registradas esta semana en la provincia de Chiriquí entre indígenas y miembros de la PN.

Rubén Darío Paredes, exmilitar retirado y político, cree que lo acontecido tiene tres vertientes: control, desobediencia e imprudencia. ‘Debo decir que la operación policial ha sido controlada en un 90% y ha sido efectiva, pero hubo un elemento que se salió de control’, dijo. ‘El que un mayor de la PN haya sacado un arma, independientemente que fuera personal o no, el director tenía que asegurarse que nadie de sus agentes lleve cualquier tipo de arma que no estuviese autorizada para la operación.Las evidencias que reveló La Estrella en una fotografía mostraron el desliz de cuando se desobedece las reglas’, agregó. Carlos Barés, Ebrahim Asvat y Daniel Delgado Diamante comparten las mismas perspectivas y señalan que hay una baja calificación del gobierno en competencia para hacerle frente a estos problemas sociales. Hay un fracaso reiterativo de las autoridades en cuanto al tema de la seguridad y la violencia en el lugar, puesto que es la tercera ocasión durante esta administración que se repiten los sucesos en las zonas, principalmente en Chiriquí y Bocas del Toro. Paredes reitera que el nivel de entendimiento entre los estamentos de seguridad pública (Ministerio de Seguridad y Policía Nacional) actúan por separado y no se logra una coordinación en el mensaje. El otro aspecto personal en cuanto a la imprudencia, según Paredes, es que el ministro de Seguridad se precipita a dar declaraciones de manera ofensiva y temeraria. Una persona con tal investidura no debe comportase de tal manera, puesto que debe velar por la seguridad del país, los indígenas han dado un mensaje claro y que no quieren minería e hidroeléctricas en sus tierras. Delgado Diamante señaló que sería imprudente hablar de efectividad, puesto que lo que debe primar es la tranquilidad.La PN informó que el mayor está detenido en la sede de la policía, donde es sometido a una junta disciplinaria y debido a las evidencias lo más probable es que sea destituido. También indicó que el arma que tenía el agente era de uso personal y no fue accionada en los disturbios. La junta dirá si elevarán el caso ante el Ministerio Público.