08 de Ago de 2022

Política

João y la cuña que enreda a CD

PANAMÁ. La reticencia que ha provocado la campaña publicitaria oficialista ‘Yo las puedo ver’ golpea el perfil del experto en marketing ...

PANAMÁ. La reticencia que ha provocado la campaña publicitaria oficialista ‘Yo las puedo ver’ golpea el perfil del experto en marketing político João Santana, conocido en el plano latinoamericano como el ‘fabricante de presidentes’.

Fuentes políticas aluden a Santana como el responsable de esa pieza que promociona la ejecución de obras de infraestructura como la razón matriz para reelegir a Cambio Democrático (CD), partido al que empezó a aconsejar a finales de 2012, y con cuyo candidato presidencial se afilió a mediados de mayo para clonar las condiciones que llevaron a Dilma Rousseff a ser la sucesora de ‘Lula’ Da Silva.

El spot televisivo se creó el año pasado, cuando el propio Santana asesoraba al presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Ricardo Martinelli y su círculo apostaron a que así como el remezón emocional que provocó en Venezuela (con el cáncer de Hugo Chávez) y en Brasil (por el mal de Rousseff), Santana conseguiría repetir los resultados de Quito en Panamá.

Ya tenían los resultados de las cuñas ‘gracias presidente’, en las que así como a Hugo Chávez, ciudadanos mostraban su gratitud con las obras de Martinelli.

Pero las cosas no han salido tal cual. Las críticas asolean la réplica que hizo el ‘fabricante de presidentes’, y que obligó al gobierno a halar del cordón mediático con la insistente frase ‘yo las puedo ver, ¿y tú?’.

Los comentarios se han alzado principalmente en las redes sociales, en donde se enfilan contra el error de haber copiado una promoción extranjera. Allí surgió una ‘contracuña’ que rebate los logros que el gobierno sostiene.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones de la Etnia Negra reclamó al gobierno por sacar del aire la cuña. La consideraron una ‘afrenta gubernamental’ que usa ‘estereotipada, grotesca y (de manera) burlona’ la imagen de una persona negra ‘perversamente vestida de saco’ para rebatir a sus rivales.

El vocero presidencial, Luis Eduardo Camacho, reconoció que el oficialismo copió el guión de la cuña ecuatoriana, e intentó salvar que ‘las buenas ideas las tomamos de donde vengan’.

EL ATAQUE A LA EMOCIÓN Y AL CORAZÓN

¿Fue este un despiste o error voluntario? ¿Conoce realmente Santana sobre el electorado panameño o ensaya a hacer presidente a un ministro que hasta hace dos años era desconocido por el común de los ciudadanos?

Santana, cuyo monto de contratación es un misterio, no es famoso por despertar dudas de este tipo. De hecho, en la región lo ubican como un experto que antes de pisar suelo estudia las emociones de los votantes. Analiza por dónde atacarles para llegarles al corazón. Así fabricó las dos campañas con las que Chávez y su ‘espíritu’ derrotaron a Henrique Capriles dos veces.

Para él eso es tan noble y científico como la faena de un psicoanalista. Ellos, ha dicho, ‘ayudan a la gente a tener sexo sin culpa, los profesionales del marketing político ayudamos a que a la gente le guste la política sin pesares’.

Aún así acá ha tenido su primer sinsabor. Un golpe que parece amenazar su récord de ver investidos a todos los que asesoró.

Martinelli y sus seguidores esquivan los cuestionamientos que se posan sobre la campaña de su primer intento de relevo, José Domingo Arias, mientras este permanece alejado del vaivén. ‘A lo opo le molesta la cuña porque ellos no ven la obra aunque hasta un ciego la ve (sic)’, dice. Y João detrás.