Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Política

Paridad y financiamiento: el talón de Aquiles del 2014

PANAMÁ. Las conclusiones a las que llegaron los observadores electorales de la Organización de los Estados Americanos (OEA), durante la ...

PANAMÁ. Las conclusiones a las que llegaron los observadores electorales de la Organización de los Estados Americanos (OEA), durante la visita realizada a mediados de esta semana en territorio panameño, volvió a encender las voces de alerta en sociedad civil.

Dos fueron los temas centrales en que los representantes de este organismo internacional expresaron su preocupación: la poca participación de la mujer en la política y el financiamiento de las campañas.

Las inquietudes que han sido puestas sobre la mesa de los partidos políticos, pero que parece caer en oídos sordos. Elia López de Tulipano, representante del Foro de Mujeres de Partidos Políticos, aseguró que esta agrupación sigue realizando jornadas de capacitación y motivación para que las mujeres no se queden como se dice en buen panameño, ‘detrás de la ambulancia’.

Por ahora, el sector femenino sigue en desvantaja. Tulipano explicó que en las pasadas primarias, por ejemplo, en el caso del partido más grande, el PRD, sólo 385 mujeres se postularon a cargos principales; el 15.2% del total de los 2,538 candidatos principales.

Esto se produce a pesar de que la ley electoral es clara, y dictamina que durante los procesos de las primarias, el 50% de los postulados deben ser mujeres, precisamente para garantizar esa cuota de equidad.

El Foro de Mujeres de Partidos Políticos no deja de inyectar esperanza a las candidatas que salieron electas en las primarias, con la finalidad de superar la cifra alcanzada en el 2009 que, por ejemplo, en el caso de los puestos a diputados, logró que el 13% de los candidatos que compitieron hallan sido mujeres. Al final de ese torneo, de los 71 diputados electos solo el 9% resultó en manos de mujeres.

Otro de los temas abordados por los observadores fue el financiamiento de las campañas políticas. Una realidad que ha sido replanteada hasta la saciedad en los foros nacionales, sobre todo porque en Panamá, no existe ninguna regulación o tope en el financiamiento privado que reciben los partidos en sus campañas.

La relación entre dinero, política, y democracia han sido analizados desde el prisma de la transparencia, ya que para algunos el secretismo con que se manejan estas donaciones privadas promueven la corrupción bajo un marco legal en el que no existe ningún tipo de controles.

La Iglesia católica, liderada por el arzobispo José Domingo Ulloa, ha realizado un llamado a los políticos para frenar los exagerados gastos en campaña política, sobre todo porque evidencian las ya de por sí marcadas desigualdades sociales.

Esta solicitud, que ha sido secundada por la Comisión de Justicia y Paz de la Iglesia y la Alianza Ciudadana Pro Justicia no ha sido llevada a la práctica.

Es más, en la firma del Pacto Ético Electoral se pide a los partidos ‘vigilar la legítima y lícicta procedenca de los fondos y donaciones recibidas (...)’.

Carlos Gasnell, miembro de esta última agrupación, ya lo ha venido repitiendo: ‘Hay que frenar los excesivos costos en las campañas y evitar el derroche de dinero que se vió en el periodo pasado’. Según los informes del Tribunal Electoral (TE), en las pasadas elecciones las nóminas presidenciales invirtieron más de $25 millones en concepto de contribuciones privadas.

En el caso de la campaña ‘Un país para todos’, abanderada por la candidata del PRD, Balbina Herrera, recibió donaciones tanto de personas jurídicas como naturales por un monto de $8,136,399; ‘Alianza por el cambio’, que fue liderada por el actual presidente de la República, Ricardo Martinelli, obtuvo de sus donantes la suma de $17,424,869; y el hoy extinto Vanguardia Moral de la Patria recibió $20,000.

Estas cifras, asegura Mariano Mena, del Frente por la Defensa de la Democracia podría variar en las próximas elecciones. Él no duda que los partidos dupliquen o tripliquen la cantidad de dinero donaciones en el 2014.

Mena hace especial énfasis en el partido gobernante que aspira a reelegirse, del que asegura ‘invertirá todo el dinero que sea necesario para mantenerse en el poder al menos por otro quinquenio más’.