Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Política

‘A los corruptos hay que señalarlos con el dedo acusador’

El periodismo responsable es una herramienta fundamental para identificar a los corruptos si aporta datos fiables a los fiscales

‘A los corruptos hay que señalarlos con el dedo acusador’
José Ugaz es autor de ‘Caiga quien caiga’, sobre su trabajo de investigación contra la corrupción en Perú.

José Ugaz, el primer latinoamericano presidente de Transparencia Internacional (TI), ha llegado a Panamá de gira, como los artistas que promocionan su último trabajo, pero en su caso la meta es ‘levantar la lucha contra la corrupción’, aprovechando -dice- la voluntad política de las nuevas autoridades del país para llevar adelante las investigaciones que delatan serios indicios de corrupción vinculados a la administración del expresidente Ricardo Martinelli.

‘En realidad traigo una agenda múltiple, que tiene que ver con el interés del país en este proceso contra la corrupción y una reunión con el capítulo (de TI) para pensar juntos cuál es el rol que les toca jugar en este contexto’, señaló en una entrevista con La Estrella de Panamá .

Desde su experiencia como Procurador Especial en el caso de corrupción más sonado de su Perú natal, el conocido entramado político (Alberto) Fujimori-(Vladimiro) Montesinos, puede compartir ‘algunas lecciones aprendidas’ que pueden aplicarse en realidades parecidas.

Según Ugaz, para llevar adelante un proceso de esta envergadura, procesar a un gobierno, ‘se necesita mucha voluntad política y tiene que haber un liderazgo ético al más alto nivel, que permita contar con los recursos necesarios y dotar de la independencia indispensable a las organizaciones encargadas de la investigación, para que los procesos puedan avanzar a buen ritmo y generar las consecuencias que se esperan; es decir, sanciones a los corruptos, recuperación de activos y establecimiento de la verdad histórica para saber cómo se cometieron estos delitos’.

Lo complicado y difícil, cuando el Estado ha estado ‘impactado’ por la corrupción a todos los niveles, es identificar a las autoridades que pueden llevar adelante investigaciones independientes, que no estén contaminadas por el pasado.

‘En el caso peruano, explicó, lo que se hizo fue seleccionar en el Ministerio Público y el poder judicial a fiscales jóvenes y jueces jóvenes (seis en cada caso), a los que se otorgó facultad de dedicación exclusiva para investigar. Esa creo que fue una fórmula exitosa que podría replicarse en otras partes. Hubiera sido imposible llevar adelante estas investigaciones con jueces y fiscales ordinarios y de acuerdo a las reglas del sistema’, reconoció.

PRENSA ALIADA

También destacó, como indispensable en el proceso de desarticulación de la corrupción institucional, establecer alianzas. ‘A nosotros nos funcionó muy bien con la prensa de investigación, que es una fuente muy importante para proveer de indicios e incluso pruebas en algunos casos, y con otras instituciones del Estado, como, en el caso nuestro, con la superintendencia de banca y seguros, con el cuerpo de tasaciones y otros organismos técnicos que nos permitieron contar con personal calificado para investigar cuando se requieren conocimientos de finanzas de contabilidad de comercio corporativo, que no siempre son habilidades que tienen los fiscales y los jueces’, reconoció. Y por supuesto, acotó, en un mundo global, donde los dineros que se roban normalmente se trasladan a otras jurisdicciones, hay que identificar aliados en el extranjero, como el FBI, el Departamento de Estado de EEUU, magistrados en Zurich o la unidad de inteligencia financiera de Gran Cayman que, en ‘el caso peruano’ fueron muy colaboradores. ‘Tejimos una red de alianzas con otras autoridades internacionales que nos permitieron seguir a las personas y los dineros y realizar la repatriación de los fondos con buenos resultados’, recuerda Ugaz como recomendación.

EL CASO PANAMEÑO

‘En Panamá, yo creo que con un Ministerio Público y una judicatura en funciones y un Fiscal de Cuentas que tiene facultades específicas lo que hay que asegurar es que sean las personas idóneas las que van a ejercer esos cargos, porque sería complicado que jueces o fiscales que han estado vinculados a los investigados o sometidos a su poder político sean los encargados de llevar esas investigaciones adelante... lo más seguro es que vayan a generar sospechas y suspicacias y por lo tanto no van a ser funcionarios envigorizados como los que se necesitan para llevar adelante este tipo de trabajo’, concluyó el abogado penalista.

‘Contamos además con un sector de la prensa responsable, que documentó durante muchos años los casos de corrupción; cómo eran los esquemas de fraude, quiénes eran los implicados... historias que no pasaban de los titulares de los medios porque las fiscalías enterraban las investigaciones. Esas investigaciones periodísticas no tuvieron consecuencias jurídicas porque había un filtro, las fiscalías y el del poder judicial, que archivaban sistemáticamente estos casos’, explicó el jurista a modo de ejemplo.

Cuando las circunstancias cambian y cae ‘la red corrupta’ se abrió la oportunidad para recuperar esos archivos periodísticos y ‘traducirlos en fuentes de evidencias y pruebas que luego fueron trasladadas a los tribunales’. ‘Recuperamos las pistas que los periodistas habían indicado’, apuntó.

LOS IMPLICADOS

Para contar con las fuentes implicadas, Ugaz consiguió la aprobación de la Ley de Colaboración Eficaz, para aquellas personas que siendo parte del esquema corrupto de la organización que está siendo investigada puedan encontrar una salida y a cambio de información lograr que se les imponga una sanción menor o eventualmente exonerarlo de responsabilidad si aportan información muy valiosa. ’Esa también fue una herramienta eficaz’, dijo.

La campaña actual de Transparencia Internacional está encaminada a ser una voz directa y de señalamiento de aquellos casos en los que claramente haya evidencia de corrupción e involucrar a la sociedad y a los sectores juveniles en ese proceso de identificación.

‘Queremos canalizar la energía general contra la impunidad y la corrupción que ya está en las calles y donde la justicia no esté respondiendo a estos retos plantear posibilidades de sanción social que implica que no se tolere más que estos personajes que están vinculados a robos y actos indebidos caminen impunemente por la calle’.

Este año, indicó, con la campaña ‘Desenmascara a los corruptos’, a nivel internacional se busca establecer un registro global para las empresas off shore , porque se ha demostrado que ‘son los vehículos corporativos que se han usado mayormente para cometer delitos de corrupción’. También anunció para 2015 una especie de ‘concurso mundial’ para elegir los casos mas groseros de corrupción en el mundo. ‘Ya tenemos al menos doce casos claramente establecidos sobre los que propondremos votar a través de redes y en todo el mundo’.

Sobre el índice de percepción de la corrupción de TI recientemente publicado, en el que Panamá ocupa el puesto 94 de 176, con un puntaje de 37 sobre 100, apuntó que es ‘un baremo para que cada país decida dónde quiere estar. Para Panamá, con una situación bastante negativa, 13 puntos por debajo de la media durante varios años, se abre una oportunidad de oro para cambiar de imagen, que esperamos se aproveche’.