Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Política

‘Hay prácticas sexuales de riesgo en menores de edad'

Un estudio de Senacyt reitera el inicio temprano de la vida sexual de los adolescentes y que su referente sobre el tema es la internet

‘Hay prácticas sexuales de riesgo en menores de edad'
La investigación se realizó en once colegios, tres de estos particulares.

El 3% de 1,972 estudiantes entre 11 y 18 años de edad encuestados para un análisis de la vida sexual de los adolescentes de la Ciudad de Panamá y el distrito de San Miguelito confesó haber tenido sexo grupal.

Esta y otras prácticas de ‘riesgo' identificó un estudio realizado por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), presentado a la comunidad educativa, este viernes, por el sociólogo Vicente Martínez.

El informe arroja cifras y tendencias del comportamiento de los adolescentes en relación con su sexualidad y abarca a estudiantes de once colegios de Panamá y San Miguelito. Tres son escuelas privadas.

‘Hay que educar primero a los padres de familia, luego a los docentes y por último, a los estudiantes en los colegios',

VICENTE MARTÍNEZ

SOCIÓLOGO AUTOR DE INVESTIGACIÓN DE SENACYT

De la muestra, el 34% indicó haber tenido relaciones sexuales. De este total, el 69.3% tuvo su primera relación sexual entre los 13 y 16 años de edad y el lugar donde tuvieron relaciones la mayoría de las veces fue en su casa. Además, el 52% de los menores de edad que tienen encuentros sexuales no usan métodos anticonceptivos.

PARTICIPACIÓN EN LA ENCUESTA

Para tener llegada a los adolescentes, Martínez y un equipo de la Senacyt solicitaron, a través del Ministerio de Educación (Meduca), a los clubes de padres de familia los permisos obligatorios y luego pasaron a seleccionar aulas al azar, accediendo a los menores a través de un consentimiento informado.

En el proceso de investigación se realizaron dos grupos focales de estudiantes y una reunión con padres de familia en Juan Díaz. Algunos padres, dice Martínez, fueron aprensivos al tema y otros solicitaron que ante su falta de elementos para hablarles de sexualidad a sus hijos, el tema se explicara en las escuelas.

‘Hay que educar primero a los padres, luego a los docentes y, por último, a los estudiantes. No es la misma sexualidad que hace treinta años y hay demasiada información equivocada en el internet. Hoy es este espacio el referente de los jóvenes', indicó el sociólogo.

El estudio realizado en áreas urbanas escolarizadas busca que con los datos científicos obtenidos de esta investigación las autoridades tengan insumos para construir, con padres y docentes, un modelo de educación sexual desde el punto de vista científico y acorde con la realidad del sector.

El investigador considera crucial proponer políticas públicas en materia de educación sexual y reproductiva en adolescentes.

La radiografía social de este segmento de la sociedad advierte que el 45% de los adolescentes recurren a la madre para conocer sobre sexualidad o en portales de internet ante la ausencia de información en el hogar y colegios.

En el informe, el 9% de los varones encuestados declaró que se define como homosexual y el 8% de las niñas se sienten atraídas por personas del mismo sexo. El 76% de los jóvenes señala aceptar y tolerar a las personas con parejas del mismo sexo.

Sobre su entorno social y religioso, el 67% de los adolescentes encuestados advierte que, en su comportamiento sexual, no influyen su barrio, su fe ni las relaciones familiares.

Sin embargo, el especialista Martínez y su equipo detectaron algunos mitos de hace décadas que todavía persisten entre los jóvenes de hoy.

‘Muchos piensan que frotar el pene contra la vagina, sin penetración, no embaraza; y sabemos que eso es falso', alerta el investigador.

Entre otras ideas y comportamientos de riesgo de los menores en actividad sexual están: creer normal tener hasta dos y tres parejas sexuales, relaciones sexuales entre primos, incesto y se detectaron tres casos de violaciones durante la investigación.

El equipo además constató que en la encuesta los jóvenes pedían información sobre el funcionamiento de sus cuerpos, sobre infecciones de transmisión sexual. Entre los datos, encontraron chicos portadores de VIH, sífilis, gonorrea y virus del papiloma humano.

Ante el panorama ‘alarmante' para el equipo que realizó el estudio, se necesita un política de Estado en educación sexual, educar a los adultos que solo cuentan con mitos como saberes y no información adecuada para ofrecer a los menores de edad. Para el sociólogo Martínez, ‘esto es solo una caja de Pandora que no se termina de abrir'.

A NIVEL INTERNACIONAL

Regionalmente, las alarmas por las consecuencias de la ausencia de una adecuada educación sexual continúan. Un nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud muestra que se redujo el avance hacia la eliminación del VIH pediátrico y aumentó el número de niños con sífilis congénita. El reporte advierte que los nuevos casos de sífilis congénita en América Latina y el Caribe se duplicaron desde 2010, cuando se reportaron 10,850 casos, con aumento sostenido. En el 2015, se estima que nacieron 22,400 niños con sífilis.