Temas Especiales

29 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

De fiesta en La Chorrera

Dicen que para querer a alguien debemos empezar queriéndonos nosotros mismos. Creo que lo mismo se aplica al país, y es que Panamá no pu...

Dicen que para querer a alguien debemos empezar queriéndonos nosotros mismos. Creo que lo mismo se aplica al país, y es que Panamá no puede pretender ser vitrina internacional del turismo, si cada uno de sus habitantes no conoce y defiende las bondades del lugar donde vive.

Ayer 12 de septiembre se cumplió el 153 aniversario de los distritos de La Chorrera, Arraiján, Chame, San Carlos y Capira, donde después ha surgido la provincia deportiva, pero no legal de Panamá Oeste. El Acuerdo del 14 de noviembre de 1909 sobre la División Territorial y Organización Local del distrito muestra que en aquel entonces sólo existían nueve corregimientos. Que el Censo de 1930 era de población por distritos y por caseríos; mientras que para 1940 ya teníamos población por distrito, corregimientos y caseríos de 10 y más habitantes y aparecen 17 corregimientos con los nombres que se conservan actualmente. En 1960 se completan los 18 corregimientos con la creación del corregimiento de Guadalupe.

Pero nuestro artículo, además de contribuir a revivir la historia geográfica y política de La Chorrera tiende más a llamar a meditar, sobre todo a sus residentes, buscando exaltar sus valores y el orgullo de pertenecer a la décima provincia. Cualquier parroquiano que viva después del puente tendrá muchas historias que contar sobre el modo de vivir tranquilo (por ahora) y algo alejado de los vaivenes de la cuidad capital; por el lado gastronómico quién no ha comido bollos, chichemes, chicharrones, pastelitos de maíz y demás delicias, olvidándose del colesterol y básculas.

La patria chica involucra sentimientos, lugares, olores, sabores, gente, idiosincrasia, pero sobre todo, sentido de pertenencia; y créanme que aunque no pude lograr mi objetivo de encontrar un símbolo que represente a La Chorrera, el bollo preña’o y el chicheme son sin lugar a dudas la carta de identificación nacional. Por eso creo que los corregimientos de Arosemena, Puerto Caimito, Playa Leona, Barrio Colón, Hurtado, Los Díaz, Herrera, Guadalupe, El Coco y otros sectores que componen el municipio de La Chorrera, merecen una especial atención de sus autoridades respondiendo con trabajo y dedicación a la iniciativa del Estado por descentralizar y modernizar los gobiernos locales.