23 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Chile, colonias y diplomacia

En medio de la crisis financiera estadounidense, los nacionales de Panamá en este país todavía tomamos tiempo para empaparnos de los eve...

En medio de la crisis financiera estadounidense, los nacionales de Panamá en este país todavía tomamos tiempo para empaparnos de los eventos que se dan en el suelo que nos vio nacer. Mientras tanto, nuestros contingentes novembrinos y navideños ya se encuentran en estado de preparación.

En lo que concierne a este envío transnacional. La nación chilena tiene un historial político y quizás cultural que a primera vista impulsaría a uno a pensar lo peor en relación al evento que involucro a Irving Saladino. Quizás en una época u otra, Chile mantuvo una relación sospechosa con ideologías nefasta desde la culminación de la II Guerra Mundial, a raíz de la emigración a ese país de aquellos alemanes que apoyaron a Hitler.

Pero, entre nosotros, todavía hay memorias de nuestros intercambios educativos con el engrandecido vecino del sur, desde los predios de la fundación de la Universidad de Panamá y también existen entre nosotros los que recuerdan nuestros intercambios educativos/deportivos con ellos.

Pedro “El Mago” Rivas (q.e.p.d) nos relató sobre la fenomenal acogida del contingente de baloncesto panameño durante el pre-mundial de Chile de 1967 por parte de la fanaticada chilena, fascinados ellos con la variada pigmentación de los nuestros. Y este servidor también recuerda la estadía permanente en ese país por intercambios educativos/deportivos de otros colonenses.

Los tiempos cambian, y más frecuentemente que no, para bien o para mal, también cambian las sociedades, sus instituciones y su gente. Pero fueron el resurgimiento de esa nación, su ideología y modelo económico los que sentaron las bases para un intercambio más profundo con sus vecinos del continente.

Los pronunciamientos de la Comunidad Chilena en Panamá, respecto al asunto que involucró a Saladino, y uno de los suyos, hablan por sí solos. La apología de Panamá a la nación chilena por el incidente del caído helicóptero, también habla por sí sola. Sería de esperar que los nacionales de Panamá en el exterior, al tanto de ambos eventos, incitemos continuas buenas relaciones entre ambos países, y entre sus colonias y misiones diplomáticas en suelo del otro.

Saludamos a la misión diplomática de Panamá en EEUU, por su pronta actuación en relación a los eventos que involucraron a nuestros paisanos en EEUU.

Este servidor no conoce a ciencia cierta cuál es el platillo favorito de los chilenos, pero si fuera por mí, yo los invitaría a un evento gastronómico de bistec picado. Lo digo porque en Panamá muchos no saben que fue el bistec picado el que paulatinamente fue logrando la acogida de la cultura antillana de anteayer, con la gastronomía criolla de Panamá.