Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La violencia no se combate con violencia

Quien lee sobre el arca que Dios mandó a construir a Noé entenderá que fue porque la Tierra estaba llena de violencia y corrompida. Esto...

Quien lee sobre el arca que Dios mandó a construir a Noé entenderá que fue porque la Tierra estaba llena de violencia y corrompida. Esto nos da un marco de referencia de que Dios aborrece la corrupción y la violencia. Pero también podemos leer pasajes de la Biblia en donde Dios nos enseña que Él perdona, salva, transforma, liberta, bendice y nos manda a perdonarnos y amarnos unos a otros.

Como hombre comprendo el gran enojo de la sociedad con los pandilleros, por cuyos actos muchos desean que un rayo los mate. Pero como siervo de Dios y especialista en conductas humanas, prevención y resocialización les señalo que ninguno de esos niños, adolescentes y adultos que pertenecen a esas pandillas nacieron con una etiqueta que dijera “Seré de aquí a unos años un pandillero, maleante o un inadaptado social”.

Pero lo que sí puedo reconocer es que ser joven hoy no es fácil como antes, cuando el 98% de los padres de familia, educadores, sacerdotes, pastores, policías, líderes deportivos y comunitarios realizaban sus labores con vocación de servicio. Hoy no es lo mismo y muchos adolescentes y adultos jóvenes se gradúan de secundaria sin buenas, positivas y reales oportunidades y muchos han caído en manos de gente degenerada.

Nuestros jóvenes tienen un solo deseo, ser personas de bien y vivir en un país de buenas oportunidades, en donde se vean verdaderos cambios, porque un 54% de ellos está cansado de la violencia que viven algunos como pandilleros; otros como vendedores de drogas; en la prostitución oculta, clandestina y pública; y otros atados a las drogas, licor y al sida. Seguro estoy de que si todo el dinero que se ha perdido aquí lo hubieran utilizado en prevención, resocialización y oportunidades para los muchachos estuviéramos viviendo una cultura de paz. Ellos necesitan oportunidades, pero el de ellos o ellas que no las aproveche a ese sí le debe caer todo el peso de la Ley.

*Especialista en resocialización.magnewsenterprise@hotmail.com