Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Las apariencias engañan

He sido descalificado innumerables veces a lo largo de mi vida. Probablemente ha sido por el color de mi piel, pero, ante todo, estoy se...

He sido descalificado innumerables veces a lo largo de mi vida. Probablemente ha sido por el color de mi piel, pero, ante todo, estoy seguro de que ha sido por mi carácter reservado, callado y bastante comedido en el desenvolvimiento cotidiano de mis actividades en o alrededor de los diversos grupos con los cuales debo interactuar laboral o socialmente. También debo dejar claro que he sido reconocido y aprobado, irónicamente, por las mismas razones.

Se ha dado en la última semana una polémica discusión sobre el nombramiento (o posible nombramiento) de Ricardo Alexander O’Neil, mejor conocido como DJ Black —reguesero de profesión— para director ejecutivo del Consejo Nacional de la Etnia Negra.

Es harto conocido que DJ Black fue el creador de la letra de la canción “Los locos somos más” que sirvió de fondo musical popular y motivador en la recién terminada campaña política que le valió la Presidencia a Ricardo Martinelli. Sin embargo, este cantante hizo noticia y creó opinión un año antes cuando dio a conocer su creación musical “Su Madre” , que causó polémica por el uso repetitivo de un estribillo denigrante, ofensivo y vulgar.

Evité reaccionar inmediatamente ante la noticia de la posible designación del cantante, porque, por lo expuesto en el primer párrafo de esta entrega, entiendo perfectamente que “las apariencias engañan” y que las reacciones a favor o en contra, son el producto de las percepciones concebidas en el marco de la información limitada y puntual que tenemos sobre el nominado.

Si la noticia es correcta, y cuando esta entrega sea publicada, quizás tengamos más información al respecto. De todas formas los problemas que enfrenta cualquiera que sea designado con la responsabilidad de presidir este consejo, serán puntuales y desafiantes. Si tomamos en cuenta el contenido de la canción “Su madre” , debo reconocer que el cantante muestra una profunda sensibilidad social ante los problemas que enfrenta, no solo los de la etnia negra, sino de todas las minorías sociales y grupos marginados de nuestro país.

En la supuesta sociedad más avanzada, los Estados Unidos, tan solo esta semana que acaba de pasar se discute el arresto del reconocido profesor Henry Louis Gates Jr., que dirige el Instituto W.E.B. Du Bois para Estudios Africanos y Afroestadounidenses de la Universidad de Harvard bajo circunstancias que él alega fueron motivadas por “racial profiling” (perfil étnico o racial), una definición utilizada para referirse al proceso de toma de decisiones que utiliza la policía en Estados Unidos para hacer sus arrestos. Si es negro o latino en un vecindario de cierto nivel económico y/o social, entonces debe ser un delincuente. Eso alega el profesor Gates cuando fue arrestado en su propia casa, luego de haber forzado la puerta por no encontrar sus llaves.

En Panamá los problemas que enfrenta nuestra etnia negra son cruciales. Ya no se trata de que se refieran a nosotros despectivamente o que no nos dejen acceder a los sitios de diversión. Siempre he pensado que, en estos momentos, esos son el menor de nuestros problemas como grupo étnico. Y el “racial profiling” no se podrá superar fácilmente ni en Estados Unidos ni en Panamá, es un trabajo a muy largo plazo.

Pero lo que sí tiene por delante el nuevo director ejecutivo del Consejo Nacional de la Etnia Negra, reguesero o no, es una tarea por garantizar mejores condiciones sociales y oportunidades para nuestras comunidades marginadas y pobres. Miren el color de la piel de sus habitantes. Miren el color de la piel de la mayoría de nuestra juventud que asiste al decadente y malogrado sistema educativo público. Miren el color de la piel de los que madrugan a horas inconcebibles para utilizar el transporte público.

Las oportunidades de progreso son primordialmente concebidas y estructuradas para beneficio de las clases social y políticamente más acomodadas y pudientes. Si estamos de acuerdo o no con la designación para el puesto lo mejor es pensar de nuevo. Las apariencias engañan.

Probablemente no tiene el perfil para atender estas difíciles tareas y provocar los cambios necesarios para que haya mejores oportunidades de participación y reconocimiento para nuestra etnia. Si es así, DJ Black debe dejar la locura, ser honesto y decidir si puede o no. Pero la tarea es igual de monumental para el más ilustrado y conocedor del tema. No nos engañemos.

*Comunicador social.ernestoholder@cableonda.net