Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Panamá y el nuevo militarismo

Panamá está inserta dentro de la geoestrategia norteamericana, la cual garantiza por la vía militar un esquema de opresión y profundizac...

Panamá está inserta dentro de la geoestrategia norteamericana, la cual garantiza por la vía militar un esquema de opresión y profundización del saqueo de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y que además pretende introducirse en el espacio aéreo, terrestre, marítimo y fluvial de la mayor parte de los países de América Latina. Las bases aeronavales instaladas en el Pacífico y Atlántico panameño (Isla Chapera, en el Archipiélago de las Perlas; Rambala, en Bocas del Toro; Punta Coco, Veraguas; Bahía Piña, Darién) por el actual gobierno nacional, forman parte de la táctica de atenazamiento militar que el Pentágono viene aplicando dentro de un vasto plan de intervención armada en la Región.

A esto hay que agregarle las operaciones y maniobras conjuntas con los ejércitos latinoamericanos: Fuerzas Aliadas Panamax 2009; Operación Cabañas realizada en: Argentina con la participación de 1500 oficiales de EEUU, Chile, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. Las operaciones conjuntas: Águila, Unitas, Cielos Centrales, Nuevos Horizontes, Fluvial, etc. Todas estas piezas son parte de la tenaza que busca mantener su hegemonía en Latinoamérica.

Este proceso de militarización del territorio panameño influenciado por la intervención extranjera, (Embajadora de EEUU apoya bases navales, EEUU entrenará a panameños; La Estrella de Panamá 17 de noviembre 2009) contradice el discurso de los sectores “ civilistas ” y sus aliados d entro del actual gobierno, quienes por un lado se oponen a la existencia de una fuerza pública panameña capaz de garantizar la defensa y la seguridad nacional y por otro lado le hacen concesiones a Washington y participan de sus planes de militarización en el Continente.

Con la asunción de este gobierno, Panamá entra a formar parte de un eje regional construido por EEUU: México—Colombia—Panamá. Este es un eje reaccionario, diseñado con el argumento de combatir al narcotráfico y al terrorismo. Por su naturaleza ideológica y política, no guardo ninguna esperanza de que este gobierno ofrezca resistencia a Washington en el cumplimiento de sus planes de militarización de nuestro territorio, recordemos en qué sede diplomática se finiquitaron los arreglos para la alianza electoral CD—Arnulfismo.

“ Con estas reflexiones culmino mi intervención, con la esperanza de que los tambores de guerra y las turbulencias inesperadas producidas por el cambio climático no obnubilen nuestra visión y nos hagan perder el rumbo, y que cuando ya no sepamos si vamos en la dirección correcta, escuchemos el gran río de la patria, la música de la patria, el gran río que nos hace sentir orgullosos de nuestro pasado y que sin duda nos llevará de las tinieblas a la oscuridad, y de la oscuridad a la luz ”, Julio Yao, discurso ante el mausoleo de los Soldados de la Independencia, 2 de Noviembre de 2009, Día de los Difuntos.

*Educador.romagrau19@hotmail.com