Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Unidad Torrijista

Siempre hago la diferencia en conversaciones entre lo que es ser PRD y lo que es ser Torrijista, por supuesto alejado de todas las diatr...

Siempre hago la diferencia en conversaciones entre lo que es ser PRD y lo que es ser Torrijista, por supuesto alejado de todas las diatribas y comentarios de aquellos expatriados desde el golpe de Estado, que más que comentarios delirantes llenos de patriotismo, fue simplemente porque fueron alejados de las mieles del poder de aquella época y de la cual estuvieron aferrados y continúan una lucha titánica de convertir a todo Panamá en propiedad de sociedades anónimas de cuatro gatos burgueses.

Cuando se hace el llamado a la unidad, es algo alejado de cualquier problema o diferencia personal, pues nos unen nuestros ideales, nuestra visión de una democracia participativa, donde el indio, el cholo, el negro, el campesino, pueda llegar tan lejos, donde su única limitante sea el mismo, un ideal de justicia social e igualdad en que hombres y mujeres puedan participar en la construcción de un mejor país, y por supuesto haciendo los ajustes necesarios que el tiempo dictamina en cualquier estructura.

Nuestro partido es más que una estrategia de marketing político , es más que estar poniendo fotos de Omar Torrijos al fondo o al lado de cualquier candidato, es más que estar parafraseando sus tan exclusivos refranes para ganar adeptos o simpatías; el Torrijismo es siempre estar dispuesto a dar la mano, un consejo, una guía de acción instruccional, conceptual, pragmática; esto no nació de la noche a la mañana en ninguna universidad llena de tecnócratas, es algo sencillo; nace de nuestro diario devenir como miembros de una sociedad que sigue teniendo problemas básicos contra los que el “ Viejo ” luchó, luchan gobiernos y seguirán luchando, pues así como hay soluciones, los problemas también mutan y transmutan, es por eso que es la constante de nunca acabar.

Egoísmo, odio, envidia, intolerancia, egocentrismo, estos componentes son parte de la naturaleza humana y están en todos los ámbitos, y más aún en el político, y créanme en cualquier partido; estos deben ser desechados en la ruta a la unidad, ¡basta!, ¡a la basura! Hay que ser serios e ir llamando a los compañeros y miembros del PRD de todo el país, por la unidad.

Este es un partido fuerte, el cual puede darse el lujo de dar luz verde a las renuncias y sigue siendo el más grande del país, con un líder que fue conocido y reconocido en casi todo el mundo en la lucha por los tratados del Canal, y más aún cuando los líderes contemporáneos de nuestro partido saben que ellos son (somos) pasajeros, pues el partido sigue, no importa quién llegue o quién se vaya; tristeza, pena y vergüenza es de aquellos colectivos que dependen de una figura para que el partido se mantenga.

Nada de temor a las amenazas de las esferas del poder actual, ellos son igualmente pasajeros, circunstanciales, miedo solo a Dios, y créanme van a tener que poner muchos explosivos para acabar con todos los Torrijistas como lo hicieron con Omar en Cerro Marta; muchos años han pasado desde aquel hecho y sigue vigente su doctrina con aciertos y desaciertos.

Torrijistas, démosle el beso a la bandera de nuestro partido y de nuestro país, porque la lucha apenas empieza. ¡Unidad! ¡Unidad!

*Director Nacional del PRD.nino26880@gmail.com