28 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Dios es sonido: ¡Canta!

Dios es sonido. Dios es la armonía y la melodía infinita, que traspasa y vivifica la eternidad; pues todo tiene su base en la vibración....

Dios es sonido. Dios es la armonía y la melodía infinita, que traspasa y vivifica la eternidad; pues todo tiene su base en la vibración. En cada planta, en cada animal, en cada piedra, en todo ser vibra Dios, la vida; la armonía, la melodía eterna.

Todo lo que es hermoso, puro y noble, es expresión de la armonía universal, es expresión de Dios, es sonido.

Cada sensación pura, desinteresada, cada pensamiento positivo, constructivo, cada palabra cariñosa y cada acto justo es un tono, una melodía en la armonía universal divina, en la orquesta universal, Dios. Y así también una canción alegre o agradable, es decir, música armoniosa, es una parte en la gran orquesta, Dios. Con la música se pulsan las finas cuerdas del alma y ésta intuye la armonía de los mundos eternos. La música armoniosa es por tanto un modo de sumergirse en el sonido divino, en la sinfonía del universo. Ella eleva y aligera el interior y le permite tomar parte en la armonía universal del Cielo.

La canción cantada en comunidad para alabar a Dios une los corazones y hace que suenen y vibren juntos y entre sí: en esta acción conjunta forman por su parte un sonido en la orquesta universal, Dios.

*Docente ivanmeden@yahoo.es

***