Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Negro Déjate Contar

El 16 de mayo de 2010, se celebrará el XI Censo de Población y el VII de Vivienda. En esta actividad pública se incluirán preguntas diri...

El 16 de mayo de 2010, se celebrará el XI Censo de Población y el VII de Vivienda. En esta actividad pública se incluirán preguntas dirigidas a la identificación de la población negra panameña. En un documento del Consejo de la Etnia Negra , se informa que en el Censo de 1940 se censó en atención al grupo racial en donde los resultados arrojaron, que de 622, 576 panameños, 68,897 eran blancos ; 82,871 eran negro; 406,814 eran mestizos, 55,987 eran indígenas, y otros (8,007). Desconocemos los instrumentos utilizados para esa medición. Y seguidamente se afirma-en el documento en mención- que durante 70 años los negros fueron invisibilizados, y se pregunta: ¿cuántos seremos ahora?

En un trabajo, titulado: La Población Panameña, José Reyes Alveo maneja los siguientes porcentajes de representatividad de los grupos humanos en Panamá: el 60% de la población panameña es mestiza, 17% es blanca, 14% mulatos, 6.0% indígena, 4% asiático, 3.0 indus, 2.% semitas, árabes y judíos.

Luego de un balance de reconocimiento de la composición población del país, sostiene que. “Con casi tres millones de habitantes, la población panameña está compuesta en un 67% mestizos, 14% negros, un 6% de amerindios (indígenas) y un 3% de personas de origen étnico variados”. Y en el trabajo comentado, ubica las áreas geográficas de ocupación del negro de Panamá.

Es evidente que el negro panameño tiene un peso importante en el conjunto de la población nacional.

Y es claro que, independientemente, que las mediciones de los grupos raciales, no se hayan hecho con la cientificidad debida, pues no queda claro, cómo se arriba a esas conclusiones, no puede desconocerse la presencia del negro panameño.

No hemos estado invisibles. De lo que se trataría es de sistematizar su presencia, pues de acuerdo al censo de 2000, se empadronó la población indígena, y aparentemente a ningún otro grupo racial en especial.

En el documento del Consejo Nacional de la Etnia Negra, se plantea que: “Éramos mayoría absoluta (1940), entonces porqué será que dejaron de contarnos”. La respuesta es obvia. Los acondicionamientos mentales y las posiciones prejuzgadas tienen un extraordinario peso en las valoraciones que se hacen de los grupos humanos, principalmente el referido al negro. Las tesis de la inclusión, operan en un discurso enmarañador y enmascarador, y las de la exclusión actúan con energía para desconocer su presencia. Por ello, planteo con mucha sinceridad que la actividad censal debe ser explicada, pues la identificación del negro panameño en cantidad y situación geográfica es interesante, y en eso tenemos conciencia. Pero de ninguna manera pueden los resultados censales convertirse en un instrumento de uso de los sectores de poder para estrechar nuestras posibilidades de desarrollo, pues habría que indagar si la filiación del indígena en espacios geográficos y en número le ha sido en verdad de beneficio.

Al final de todas mis preocupaciones, alguien me dijo, no importa, después veremos: Negro: déjate contar.

* Docente UniversitarioJorge101cwpanama.net