Temas Especiales

24 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Colón, profusas inequidades sociales

La ciudad de Colón se fundó en 1852, por la necesidad de establecer una ciudad terminal en el Atlántico panameño, para el primer ferroca...

La ciudad de Colón se fundó en 1852, por la necesidad de establecer una ciudad terminal en el Atlántico panameño, para el primer ferrocarril transcontinental del mundo, que se construiría a través del Istmo. Tuvo un gran auge socioeconómico entre finales del siglo XIX e inicios del XX, como consecuencia de los trabajos de construcción y posterior apertura del Canal de Panamá para el tránsito internacional de buques.

Diferentes estudios realizados coinciden en que el progreso generado en esta urbe, viene deteriorándose progresivamente por la incidencia de factores que han limitado un desarrollo urbano de manera homogénea. La instauración de bases militares norteamericanas, entre otros, dividieron el territorio, distorsionando sus componentes estructurales.

Con posterioridad entre los años de 1960/70, el reemplazo del modelo de sustitución de importaciones, por un modelo encaminado a las actividades del sector comercio y servicios, así como la prácticamente nula inversión gubernamental, acentuaron la dependencia hacia la ciudad de Panamá, provocando un proceso de migración desde Colón hacia la Ciudad Capital, que se profundizaría con el correr de los años.

Aún cuando Colón posee pilares fuertes de inyección a la economía nacional como: la Zona Libre, los puertos, el Canal de Panamá y, desde mediados de la década de 1990, se observa un crecimiento de los servicios turísticos; no obstante, los beneficios generados de estas actividades económicas no se reflejan en los niveles de calidad de vida de sus habitantes.

Es una provincia con grandes recursos, pero también con profusas inequidades sociales. La marginalidad agobia a la población, producto del desempleo, pobreza, desintegración familiar y delincuencia, entre otros flagelos. La ausencia histórica de inversiones gubernamentales en infraestructuras, saneamiento; así como la implementación de políticas públicas inapropiadas, en relación a su contexto cultural podría ser parte trascendental de la deplorable situación que desde hace varias décadas atraviesa esta región del país. El pasado 5 de Noviembre en los actos conmemorativos de la separación de Panamá de Colombia, realizados en la provincia de Colón, el presidente Ricardo Martinelli informó la realización de importantes proyectos a desarrollarse en esa región del país, como la construcción de una terminal de transporte, un hospital y la nueva sede para el Colegio Abel Bravo, entre otros.

Recientes titulares noticiosos hacen referencia a la inquietud exteriorizada por diversos sectores de la población colonense, quienes esperan con avidez se haga realidad esta promesa y los beneficios del crecimiento económico alcancen a todas las zonas de esta provincia olvidada.

Este desasosiego obedece a que todas las obras de infraestructuras anunciadas por el gobierno se edificarán en la metrópolis colonense, capital de la provincia, y los moradores de otras áreas se sienten nuevamente relegados y se mantienen a la expectativa de quedar como siempre marginados del progreso, pues, gran parte de la problemática social reside en la urgencia de plazas de trabajo que les permitan una vida más decorosa.

*EDUCADORA Y ECONOMISTA.