Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Avatar del Ernesto A. Holder

Ernesto A. Holder

Columnistas

Nuestra actitud y nuestro camino

Me opongo, muchas veces, a la actitud positivista de muchos que dicen que debemos enfocarnos en lo bueno

Nuestra actitud y nuestro camino
Nuestra actitud y nuestro camino

Qué mejor tiempo nos ha tocado para estudiar las posibilidades del ser humano. Me opongo, muchas veces, a la actitud positivista de muchos que dicen que debemos enfocarnos en lo bueno y dejar de quejarnos de lo malo. Que esas quejas son negativas. Reflexiono sobre la gente que ha tenido que abandonar sus tierras en diversas partes del mundo y tirarse al mar en busca de mejores oportunidades para ella y sus familias. Son millones de personas y eso no podemos dejarlo a un lado y solo hablar de ‘cosas positivas '. Es inhumano.

Peter Brook, de 91 años, director de teatro, nos dice en una entrevista de Aurora Intxausti, publicada en El País la semana pasada que: ‘Nadie sabe qué es el ser humano y las distintas posibilidades que tiene, todos somos fragmentos, es como los rompecabezas para niños. Cada pieza es única, pero importante para llegar a un conjunto. Los problemas profundos que tenemos son los mismos que había al principio de la humanidad y hace cientos de años '.

Esas ‘distintas posibilidades ' que menciona Brook nos deben llevar a reflexionar en que no hemos hecho lo suficiente por vencer los retos que nos amenazan; los que llevan a la gente a tirarse al mar en embarcaciones tan peligrosas, como los desafíos que creen dejar atrás. Y los retos que no terminamos de enfrentar aquí, y que atentan todos los días contra el bienestar de nuestra población. Tal vez el mayor peligro es nuestra propia parsimonia y el hecho de aceptar las condiciones actuales, ya sea criticándolas o hablando solo de cosas positivas. Sin embargo, desde ninguna de las dos posiciones se actúa con decisión.

Dice Aurora Intxausti que a Brooks no le gusta ser etiquetado: ‘Cuando la gente joven me pide consejo, siempre les digo que no crean lo que oigan. (...) Vivimos una era en la que todo se etiqueta para vender. Ser el mejor es una etiqueta comercial... '. Sin embargo, los embusteros, quieren vendernos los remedios de nuestros males. Y todos los días las cosas parecen empeorar.

Aquí en Panamá, los grupos politiqueros y los poderes económicos ya miran las elecciones del 2019. Y comienzan a etiquetarse con promesas que ya han comenzado a meternos por los ojos y por los oídos. El Gobierno de turno no se queda atrás con lo que ha prometido, pero que no ha podido llevar a cabo. El circo de las primarias en los Estados Unidos, nos ha dejado boquiabiertos a todos. El país que ‘lidera el mundo ' nos presenta la opción de una candidata que es experta torciendo la realidad según sea necesario y un bufón y ‘bulchitero ' (como decimos acá en buen panameño) con las posibilidades de detonar una bomba nuclear cuando le parece.

Donald Trump es un ‘bulchitero ' de marca mayor y aquí en el patio tenemos los nuestros. Han desarrollado escamas en toda su anatomía que funciona como una coraza contra las críticas y el desprecio de los que los señalan. Tienen una cara de puñete indiferente que lo aguanta todo, y nunca sienten vergüenza por sí mismos. Timothy Egan del New York Times , dice que Trump: ‘miente sobre sus mentiras '. ‘Lamentablemente, a muchos de los votantes no les importa si un candidato es un mentiroso patológico. Pero a la mayoría de nosotros debería importarnos '.

Tanto allá como acá, o en Caracas, por ejemplo, esta humanidad, de supuesta superioridad a las sociedades que nos precedieron, le da espacios importantes a estos charlatanes y lo que han hecho es poner en riesgo nuestra seguridad colectiva.

Hay científicos sociales que aseguran que ya somos un Estado fallido y la displicencia que nos enferma a muchos radica en que, aunque el director Brook asegura que los problemas profundos son los mismos que teníamos al inicio de la humanidad, nos engañamos al creer que tenemos el nivel intelectual o una conducta superior para corregirlos.

Si lo tenemos, no asumimos el reto histórico atendiendo solo lo positivo. Eso afecta las posibilidades de desarrollo y bienestar de los menos afortunados. Si puedes verte en un barco de emigrantes huyendo del terror y de la barbarie, entenderás que debes trabajar con afán para limpiar el miasma que enfrentamos acá. Un Estado fallido y sin la voluntad para corregirlo, puede llevarnos por ese camino.

COMUNICADOR SOCIAL.

==========

Si puedes verte en un barco de emigrantes huyendo del terror..., entenderás que debes trabajar con afán para limpiar el miasma que enfrentamos acá'